Según Scientific America, el sonido de un bostezo humano es contagioso para los perros y puede provocar uno en ellos.

https://blogs.scientificamerican.com/thoughtful-animal/contagious-yawning-evidence-of-empathy/