Los Pugs son conocidos por ser perros con un comportamiento hiperactivo. No es posible erradicar esta excitación, pero hay algunas formas de calmarlos y controlarla. Con una rutina de disciplina positiva y consistente, su perro puede permanecer relajado durante todo el día.

Cómo conseguir que mi carlino se calme: cómo lidiar con la hiperactividad

Es importante no dejar que la hiperactividad de tu pug se salga de control, ya que puede convertirse en un comportamiento rutinario.

Estos perros pueden experimentar aumentos diarios de energía, también conocidos como "zoomies", que implican correr o ladrar mucho. Moverse por la casa en círculos, dar vueltas o saltar por todas partes son las muestras más comunes de esta conducta.

Aunque esto es natural, los cachorros que experimentan esto acabarán calmándose, especialmente durante la edad adulta. Preferirán pasar tiempo con usted acurrucados en su colchón en lugar de correr dentro de la casa.

Sin duda, algunos propietarios querrán solucionar esto lo antes posible. Por suerte, hay muchos trucos y consejos para reducir este comportamiento.

Ejercicio diario

El ejercicio y los juegos diarios cansarán a su cachorro, gastando el exceso de energía que tiene y reduciendo la posibilidad de que se produzcan zoomies. 20 o 30 minutos de actividad física al día son más que suficientes.

Incluso puede dividir este ejercicio entre 15 minutos durante la mañana y la tarde o la noche. Después de este momento de juego, su cachorro sólo querrá relajarse y acurrucarse con usted.

Mantener esta rutina beneficia enormemente a los Pugs. Les permite aliviar el estrés y la ansiedad. Los cachorros también son menos propensos a verse afectados por la hiperactividad provocada por la ansiedad.

Socialización

Dejar que un perrito socialice con personas y compañeros es crucial para un desarrollo saludable. Su estimulación mental y física utiliza todo ese exceso de energía que tiene tu Pug.

Si tienes más de una mascota en casa, puedes aprovecharlo. Si no, sal a pasear con otro amigo dueño de perro o visita un parque canino una o dos veces por semana.

Busque distracciones

Los pugs son muy propensos a los problemas de ansiedad por separación debido a su naturaleza social. Tendrás que encontrar formas de mantenerlos ocupados mientras no estás en casa, como juguetes para masticar y rompecabezas mentales. Tener más perros también puede ayudar.

¿Es peligrosa la hiperactividad?

Este comportamiento no es algo de lo que tengas que preocuparte, ya que es sólo parte de la energía del perro y no provoca nada malo. Eso sí, hay que tener en cuenta su cuidado, ya que este estado de ánimo tan excitante puede llevarles a lesionarse si juegan en espacios cerrados.

Mantén el salón o cualquier sala de juegos libre de cualquier objeto o lugar donde tu cachorro pueda caerse, especialmente durante su etapa de cachorro.

¿Por qué afecta a los carlinos?

Los carlinos son perros muy de interior, les encanta acurrucarse con sus dueños, dormir a sus pies, y todo lo relacionado con ello, lo que los convierte en un perfecto compañero canino. Debido a esa actitud, esta raza es más propensa a sufrir ansiedad social cuando sus dueños se ausentan durante largos periodos de tiempo.

Cómo tratar la ansiedad del carlino

Muchas circunstancias pueden desencadenar la ansiedad en un carlino. Dejarlo solo durante muchas horas al día, ir al veterinario o tener compañía en casa junto con el cambio de la rutina de su mascota pueden provocar una reacción exagerada en su perro.

Los pugs también perciben muy bien el estado de ánimo de sus dueños, por lo que las discusiones o los castigos verbales incitan a la ansiedad y empeoran el problema. Los objetos y acontecimientos, como la hora del baño o los perros callejeros, pueden desencadenar el recuerdo de una experiencia traumática.

Elogiar mucho a su cachorro es importante, ya que puede prevenir episodios de estrés. Por otro lado, los cuidados excesivos pueden hacer que su perro sea completamente dependiente de usted, lo que provocaría una situación aún peor. La socialización con otros compañeros y las distracciones también pueden ayudarles cuando no estás en casa.

Cómo detectar "los zoomies"

Estos episodios de hiperactividad son muy notables y no son difíciles de pasar por alto. Si alguna vez los ve, sabrá al instante de qué se trata.

Las carreras salvajes y los impulsos de energía vienen comúnmente con pausas repentinas de los galopes a estar quietos, ojos notablemente excitados, carreras en cuclillas (como si fueran a atacar), y corren mucho, especialmente en giros.

Otras características del Pug

Solían ser compañeros de los emperadores chinos y la mascota de la Casa Real de Orange de Holanda. Hoy en día, son valorados por millones de propietarios en todo el mundo.

Los pugs, a pesar de su tamaño, son perros fuertes. Son conocidos por ser un perro grande en un cuerpo pequeño. También es muy característica su capacidad de adaptación a cualquier situación. Esta raza es feliz en la ciudad o en el campo, con niños o ancianos, como única mascota o en manada con otros compañeros.

Criados para ser perros falderos, son juguetones y testarudos. Se les considera payasos por su humor, y a los Pugs les encanta ser el centro de atención y lucirse.

Conclusión

Cómo conseguir que mi carlino se calme, o si es normal que mi carlino esté siempre corriendo son preguntas muy frecuentes. La verdad es que todo esto es un comportamiento muy normal debido a esta raza; perros enérgicos a los que les encanta jugar con sus dueños.

Recuerda que las distracciones son necesarias en tu casa si no quieres que tu pequeño carlino te eche mucho de menos cuando no estás en casa. Puede provocar ansiedad e incluso más hiperactividad cuando vuelvas.