Cortarle las uñas a nuestro perro puede ser una cuestión de estética o para evitar que raye pisos y muebles. Pero más allá de esto, es importante cortárselas por cuestiones de salud.

Riesgos de un perro con las uñas largas

Las uñas de los perros suelen desgastarse naturalmente mediante paseos o escarbando. Cuando este desgaste no es suficiente, estas pueden crecer demasiado presentando así un riesgo. Podrían rayar pisos, muebles e incluso lastimarlo.

Si un perro con las uñas muy largas se rasca, podría terminar lastimado. También las uñas pueden crecer de manera enrulada, terminando así incrustadas en las almohadillas de sus patas.

Pero no solo las uñas largas pueden causar problemas a los perros. Cortarlas demasiado puede causar problemas no menos preocupantes.

Riesgos de cortar demasiado las uñas de un perro

Las uñas de los perros no son como la de los humanos, que se desprenden naturalmente de la carne. En los perros, estas recubren, de manera encapsulada, parte del dedo del animal. Si se cortan demás, podrías lastimar su dedo.

Cortar las uñas demasiado cortas conllevar varios riesgos para el perro. Desde generarle dolor y posibles traumas asociados a esta actividad, hasta causarle un sangrado. El cual no sería abundante ni riesgoso, pero si abre las vías para posibles infecciones si no se trata correctamente.

Entonces, las uñas no deberían ser ni muy largas, ni muy cortas y para eso, deberían estar cortadas correctamente.

Como cortar correctamente las uñas de un perro

Para empezar, necesitas las herramientas adecuadas, una tijera o alicate cortaúñas para perros. Luego deberás identificar si tu perro cuenta con uñas blancas o negras, dado que dependerá del color la dificultad para efectuar el corte.

Uñas de color negro

Son las más difíciles, porque no permiten ver el interior de estas. Lo cual significa que debemos avanzar con extrema cautela para no dañar al animal.

Lo ideal sería cortar las uñas para que estas no toquen el piso, pero que la distancia entre sí sea casi nula. Una vez identificado y removido este exceso, se debe observar si en la uña se ve un punto negro. Si es el caso, no cortes más, de lo contrario estarías cortando parte del dedo.

Por otra parte, si no se ve ningún punto negro, se puede remover poco a poco más uña. Siempre cuidando que no se vea el dedo dentro de esta.

Uñas de color blanco

Apoyándote de una buena iluminación ambiental, o una linterna, debes ver a contraluz las uñas para así identificar hasta donde llega el dedo. Una vez seguro de su posición, coloca las tijeras tan cerca como se pueda sin arriesgarse y corta.

Usa golosinas al terminar

Para finalizar, deberías darle a tu mascota algún premio, para que esta asocie la actividad a algo positivo. Haciendo esto en el futuro estará más dispuesta, incluso expectante, al corte de uñas.

Cada cuanto hay que cortarle las uñas a un perro

Lo normal sería hacerlo 1 vez al mes, pero la realidad es que puede variar mucho de perro a perro. Dependerá de si este vive en apartamento o tiene acceso a tierra. Si da muchos paseos o se queda en casa.

En definitiva, se recomienda utilizar el sentido común como criterio. Si las ves muy largas, se cortan, si observas que no crecieron demasiado, no. Incluso podría darse el caso de que solo tengas que cortar algunas uñas, ya que no todas se desgastan al mismo tiempo.