Como enseñar a tu perro a dar la pata. 8 pasos para lograrlo.

¿Qué necesito para entrenar a mi perro?

Primero necesitaremos snacks. Puedes enseñarle cualquier truco a un perro si le das una recompensa por sus logros.

Aunque lleve más tiempo, también puedes entrenar a tu mascota sin utilizar snacks. Un estímulo siempre será más efectivo.

Segundo, tendrás que ser paciente, así que relájate antes de entrenar. Ten en cuenta que los perros, especialmente los cachorros, están llenos de energía, así que no te desesperes. Tomate un descanso si es necesario: el entrenamiento tiene que ser una sesión divertida para ambos.

Cómo enseñarle a tu perro a dar la pata

Estos pasos son cortos y sencillos. Si eres constante en el proceso de aprendizaje pronto conseguirás que tu perro sigas las órdenes.

1. Haz que se siente

Si tu perro es demasiado hiperactivo como para quedarse quieto, juega con él antes del entrenamiento. Eso si, nunca uses una correa a menos que te parezca absolutamente necesario.

2. Muéstrale tu mano

Ahora que tienes a tu perro cara a cara, muéstrale tu mano. Su primera reacción será olerla o lamerla. Puede que también levante su pata para examinar tu mano: dale una recompensa si hace esto!

3. Coloca un snack en tu mano

Ya que está concentrado en tu mano, coloca un snack y ciérrala. Este notará que pusiste algo y tratará de agarrar lo que sea que tengas ahí: ya sea tratando de abrir tu mano y comérselo o utilizando sus garritas para arrebatártelo.

Cuando use sus patas, abre tu mano para qué pueda comer el snack y recompénsalo con caricias, abrazos y cumplidos. Los perros poseen una gran inteligencia emocional. ¡Es crucial demostrarles que estás feliz por lo que hacen!

4. ¡Persevera y triunfarás!

Los entrenamientos son famosos por lo tediosos que son. Tendrás que repetir el paso varias veces hasta que tu cachorro entienda qué es lo que tiene que hacer. Tu perro no captará el entrenamiento a la primera así que es importante que seas consistente con el entrenamiento.

Es recomendable entrenarlo todos los días hasta que coloque su pata sobre tu mano por instinto cada vez que la pongas delante suyo. Una vez que este patrón sea común, mantén su patita sobre tu mano más tiempo antes de darle una recompensa.

5. Hazle una orden

Tu amigo ahora reconoce que debe poner su pata sobre tu mano. Es hora de añadir comandos de voz.

Puede ser ‘la pata’, ‘dame la mano’ o ‘acá’. Elige cualquier frase o palabra que quieras, lo que importa es que pueda relacionar tu comando de voz con la acción de colocar su pata sobre la palma de tu mano. Es elemental que des la orden antes de que levante su pata.

6. Adiós snacks

Llegados a este punto, ya no son necesarios los snacks. No obstante, eliminar éste hábito requiere evaluar cuándo. Uno no quita snacks de la noche a la mañana, sino que al paso del tiempo. Préstale atención a cómo reacciona tu perro antes de sacárselo.

Eso no significa que no debamos recompensarlo de otra manera! Acarícialo o juega con él. Después de todo, hicieron un excelente trabajo.

7. Cambia la hora y el lugar

Una vez que tu perro haya aprendido exitosamente la orden de dar la pata, cambia el contexto. Puede hacerlo en la calle o durante un paseo nocturno en el parque. ¿Por qué? La idea es reforzar que la orden sea siempre la misma independientemente de la situación.

A pesar de tu adiestramiento anterior, puede que tu mascota no sepa que hacer. ¡No te frustres! Tu perro ya reconoce la orden y ya sabes cómo enseñarle. ¡Enseñarle de nuevo solo tardará un abrir y cerrar de ojos!

8. Pasa al siguiente desafío

Ahora que su peludo estudiante se graduó en dar la pata ya puedes cambiar de mano durante la orden.

Primero, da la orden con la mano que has estado practicando durante todo este tiempo. Cuando tu perro siga la orden, usa tu otra mano: si levanta la misma pata que utilizó primero, no lo recompenses. Espera a que use la otra pata para felicitarlo.

No te desesperes: dale snacks si el adiestramiento se prolonga demasiado. No obstante, cabe mencionar que la mayoría de los perros levantarán su otra pata instintivamente. Este reto es puramente opcional, así que no te sientas presionado a enseñárselo

Algunos perros necesitan más tiempo

No te desanimes si no puede aprender este truco de inmediato. Aunque los perros son una especie inteligente, algunos necesitan más tiempo para aprender cosas nuevas.

Si no comprende de qué se trata el entrenamiento, guía su patita con cuidado a la altura de su cabeza. Es posible que tu perro no esté de humor para el entrenamiento o simplemente no quiera hacerlo.

Siempre respeta sus sentimientos de tu amigo: basta es basta.

Te aconsejamos seguir enseñándole más trucos no solo para tu entretenimiento, sino para el de ellos también. No olvides que tus mascotas están felices cuando tú lo estás.