La gente suele pensar que el equivalente del perro a una risa humana es mover la cola. Este mito popular es un error. Ellos también tienen expresiones faciales para mostrar su felicidad.

Como propietario, asegurarse de que su mascota sea lo más feliz posible debería ser su prioridad número uno. Para ser fiel a ese mantra, puede aprender a hacer reír a un perro. Es bastante fácil y es un signo revelador de su buen humor.

¿Los perros se ríen de verdad?

Mover la cola no es la única forma que tienen los cachorros de mostrar su felicidad: reírse es otra expresión de estar contento.

Los perros abren ligeramente la boca para reír o sonreír, mostrando siempre un poco la lengua. Esta expresión es la contraria a cuando están asustados o ansiosos, con la boca totalmente cerrada.

Los cachorros suelen reírse cuando juegan con sus dueños, con otros animales o cuando realizan actividades divertidas. Suele ir acompañada de un sonido de jadeo.

Cómo hacer reír a un perro

Aunque la mayoría de los perros se ríen sin que su dueño se lo diga, hay algunos trucos para enseñarles a hacerlo.

Al redondear los labios haciendo una expresión de boca abierta sin sonido, puede copiar cómo se ríen los caninos, haciendo que su cachorro lo imite.

Naturalmente, replicar su risa no es la única forma de hacer reír a un perro. Hay muchas otras formas de hacerlo, como realizar actividades divertidas y sacarlos a pasear, entre otras.

Por ejemplo, a la mayoría de los cachorros les encantan los coches, y se pondrán inmediatamente contentos cuando sepan que los vas a sacar a pasear.

Los perros se ponen muy contentos cuando les coges la correa o les traes sus juguetes. Trucos como animarles cuando juegan, esconder su pelota para buscar en tus manos e incluso bromas pueden hacerlo reir

Otras formas de hacer reír a un perro

Las actividades físicas y al aire libre no son el único tipo de juegos que les gustan a los perros. Puedes hacerlos felices con varios juegos sólo en la comodidad de tu casa.

  1. Cosquillas: al igual que los humanos, tienen un punto débil: las cosquillas. Su barriga, su pecho y sus patas son los puntos de cosquillas más frecuentes que puedes probar a cambio de conseguir una sonrisa perruna.
  2. Besos: las muestras de cariño a tus mascotas son una de las mejores formas de hacerlas felices. Además de ser una gran muestra de afecto y atención, ¡también te devolverán el beso! Prueba a besarles la cabeza y verás cómo te lamen a cambio.
  3. Sonidos específicos: curiosos por naturaleza, la mayoría de los perros se sienten atraídos por algunos ruidos que rodean su vida cotidiana. Los timbres de las puertas, los graznidos, los juguetes como agitadores o chirridos y los ruidos de los bebés son los más comunes. Esos sonidos pueden atraer la atención de las mascotas y hacer que se sientan juguetonas.
  4. Compartir momentos contigo: aunque pueda ser una obviedad, no hay nada que un perro aprecie más que estar con su dueño. Sentirse queridos y deseados les hace realmente felices, sobre todo si se trata del amor de su persona favorita.

¿Saben los perros lo que significa una sonrisa?

https://images.unsplash.com/photo-1557495235-340eb888a9fb?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Los animales son muy sensibles al tono de voz humano y a la forma en que les hablamos, y los perros no son la excepción. Les encanta vernos reír: es una forma de saber que estamos contentos o disfrutando del tiempo con ellos.

Al igual que detectan nuestra felicidad, también pueden saber cuándo estamos tristes, estresados o enfadados. Los perros pueden entender muy bien nuestras emociones y reaccionar en función de ellas. Aunque mostrar los dientes es una postura agresiva, pueden distinguir que es inofensivo viniendo de los humanos.

Las mascotas mostrarán su felicidad a sus dueños, con divertidas bocas abiertas y jadeos.

Conclusión

Como hemos visto, no sólo los humanos pueden reír o sonreír. Los perros también son muy capaces de mostrar sus emociones a través del lenguaje corporal, mezclado con el juego y el humor.

Con estos consejos y trucos sobre cómo hacer reír a un perro, comprobarás por ti mismo lo feliz que haces sentir a tu mascota. Compartid unas cuantas risas juntos mientras os divertís.

Recuerde que mover la cola, jadear, saltar y correr de un lado a otro son algunas de las acciones que hará su perro cuando esté contento.