Cómo hacer vomitar a su perro

El vómito siempre es desagradable; tanto en los animales como en los seres humanos. Y aunque es algo feo, muchas veces será necesario para evitar males mayores.

Es importante que tengas esta información en mente para ayudar a tu mascota en sus malos momentos.

¿Qué hace que un perro vomite?

Existen múltiples factores que pueden provocar el vómito en un animal. La mayoría de ellos, inofensivos. Como no pueden hablar para explicarte lo que sienten, será tu tarea identificar el por qué de su malestar.

Señales a las que debe prestar atención

Algunas de las causas que pueden llevar al vómito son el mareo, comer basura, comer demasiada hierba o comer algo a lo que es alérgico.

Si vez que tu perro vomita con frecuencia, puede ser el indicio de algo más serio. Consulta al veterinario de inmediato.

Qué significan los distintos tipos de vómitos

  • Si tu perro devuelve agua, puede ser que se haya divertido demasiado corriendo o que simplemente haya bebido agua demasiado rápido.
  • Si el vómito es amarillo, se trata de su bilis. Esto es bastante común cuando no ha comido nada por largos periodos de tiempo, como por ejemplo a la mañana antes de haber desayunado. Pero si esto es algo habitual, no estaría de más visitar al veterinario.
  • Si ves que tu perro expulsa espuma blanca, puede ser un signo de parvovirus, rabia, envenenamiento, o una serie de otras enfermedades más graves. Busca atención médica inmediatamente.

El vómito en perros mayores

Con el paso de los años, son muchas las complicaciones que pueden surgir en la salud de las mascotas. El vómito puede ser un síntoma de la enfermedad de Adisson.

Esta condición, hace que el sistema endocrino no produzca las hormonas necesarias para que el cuerpo funcione correctamente.

Aparte de los vómitos, el animal puede tener otros síntomas tales como falta de energía, fatiga muscular, baja frecuencia cardíaca y baja temperatura corporal.

Que tener en cuenta antes de hacer vomitar a su perro

Muchos animales tienen la mala costumbre de comer todo lo que encuentran en el suelo. Si bien casi siempre lo expulsarán mediante el vómito, tendremos que estar atentos y actuar rápido si no lo hacen.

Antes de hacerlo responde estas preguntas:

  • ¿Qué ha ingerido?
  • ¿Cuánto tiempo ha pasado desde su ingesta?
  • ¿Qué tipo de sustancia ha ingerido?

Cuándo no hacer vomitar a tu perro

Hay ocasiones en las que la inducción al vómito puede agravar el problema y provocar más mal que bien. No lo hagas cuando:

  • Tu perro puede hacerlo por si mismo
  • Ha ingerido un objeto grande o afilado.
  • No puedes determinar qué químico ingirió o de dónde viene lo que ha comido.

Si presenta alguno de estos síntomas, acude a un médico de urgencia:

  • Convulsión
  • Aletargamiento
  • Hiperventilación
  • Inconsciencia

Cómo hacer que tu perro vomite

Remedios caseros

Estos son los más populares:

  • Peróxido de hidrógeno: debe ser una solución con un 3% de este componente; concentraciones más altas pueden ser altamente tóxicas para tu perro. La dosis recomendada es 1 cucharada por cada cinco libras con un máximo de 3 cucharadas para perros que pesen más de 45 libras.
  • Sal: diluya de 1 a 2 cucharadas de sal en un vaso de agua. Utiliza una jeringa para administrarlo. No le des más de esta cantidad, ya que podría ser un riesgo para la salud.
  • Semillas de mostaza: mezcla una cucharada de semillas de mostaza en agua fría y haz que tu mascota lo beba. Acompáñalo durante todo momento.
  • Bicarbonato de sodio: este método es mucho más rápido y seguro que el de la sal. Solo necesitas una cucharada para media taza de agua y hacer que tu perro beba esto poco a poco hasta que no quede nada.

Todos los métodos anteriores deben ser usados en caso de emergencia. Debes llevar a tu perro a un veterinario lo antes posible para asegurarte de que la sustancia que haya podido ingerir está totalmente fuera de su organismo y que no haya ningún otro riesgo potencial.

Una vez que este momento incómodo haya terminado, bríndale mucho amor a tu mascota. Se sentirá más mimoso de lo común. Recuerda compartir tu experiencia con otros dueños para ayudarlos a atravesar esta situación.