Los ejercicios de paseo son muy significativos para nuestros perros, pero es de suma importancia que tenga en cuenta la hora del día y el lugar por donde van a pasear.

Las temperaturas elevadas pueden provocar rápidamente un golpe de calor y deshidratación en su mascota. Para evitarlo, todo propietario debe controlar los factores ambientales primero ¡Nunca salgas sin estar preparado!

¿Qué temperatura es demasiado caliente para pasear a mi perro?

Aunque cada perro reacciona al calor de forma diferente, es seguro asumir que más allá de los 25 °C (77 °F), hace demasiado calor para una mascota.

Después de la marca de 77 °F, los perros no regulan su temperatura correctamente. Por desgracia, no sudan como los humanos; sólo pueden refrescarse jadeando y bebiendo agua. Si no hay agua disponible, surgirán problemas.

¿Cómo sé si hace demasiado calor para pasear a mi perro?

https://images.unsplash.com/photo-1514881320259-c8dd8b664f70?ixlib=rb-1.2.1&ixid=MnwxMjA3fDB8MHxwaG90by1wYWdlfHx8fGVufDB8fHx8&auto=format&fit=crop&w=870&q=80

Otra forma de medir si hace demasiado calor para pasear al perro es palpar el pavimento. Si apoyas las manos o los pies en la calle y hace demasiado calor para mantenerlos ahí, entonces no deben salir a pasear. Si usted no puede caminar descalzo, su mascota tampoco.

La exposición al sol, la disponibilidad de agua, la humedad y el tiempo de paseo también son importantes. Aunque lleves a tu perro a pasear por debajo de los 20º (68 °F), podría sufrir un golpe de calor.

La forma en que un perro regula su temperatura depende de muchos factores. Los estudios han demostrado que la raza, la edad y la braquicefalia también influyen mucho en la cantidad de calor que pueden soportar. Así que sacar a pasear a tu mascota no es tan fácil como parece: ¡hay que investigar antes!

Los signos de un perro sobrecalentado

Cuando hace demasiado calor para pasear a un perro, nuestras mascotas suelen presentar muchos síntomas que te indicarán enseguida si no pueden refrescarse.

  • Jadeo

El jadeo es la primera señal que aparece en la mayoría de los casos. Los perros intentan perder calor expulsándolo a través del jadeo. Sin embargo, al hacerlo, también desechan fluidos corporales en el proceso.

Tenga en cuenta que los perros también jadean por muchas otras razones, como el sobreesfuerzo y la obesidad. Independientemente de la causa, déjelos descansar y déles agua para evitar que se deshidraten.

  • Encías rojas o azules

Cuando un perro no puede redistribuir correctamente el oxígeno, las encías son el primer órgano que pierde su color.

Esta falta de oxígeno no significa que su perro no esté respirando, sino que hay un problema subyacente que acaba de aparecer. Si no se trata, este síntoma puede agravarse rápidamente, afectando a órganos vitales e incluso asfixiando a su mascota.

Con frecuencia, junto a las encías azules aparecerán otros problemas relacionados con la respiración, como la respiración agitada.

  • Salivación excesiva

Este síntoma menor es frecuente en los perros. Sin embargo, cualquier cosa puede producir un babeo excesivo: desde un malestar estomacal hasta una enfermedad renal.

En este caso, el jadeo excesivo es la razón de ello. Cuando los perros jadean, liberan vapor caliente y, como consecuencia, saliva. Ambos síntomas van de la mano y contribuyen a la deshidratación.

Golpe de calor

La insolación, o hipertermia, afecta a su perro siempre que supere una temperatura corporal de 103 °F o (39,4 °C).

Gracias a las limitadas formas que tienen los perros de disipar el calor, los golpes de calor caninos son, de hecho, habituales en verano. Cuando alcanzan temperaturas corporales muy elevadas, no pueden mantener el aumento de calor y empiezan a hiperventilar.

Se produce una reacción en cadena letal, ya que la respiración agitada continúa y el agua se escapa más rápidamente de sus cuerpos. Un perro, en este estado, ve cómo su consumo de oxígeno y sus niveles de agua descienden a un ritmo alarmante.

La falta de oxígeno y la deshidratación originan entonces desorientación y pérdida de coordinación de movimientos. Si el golpe de calor se prolonga, los perros no aguantarán y se derrumbarán o sufrirán convulsiones.

Un golpe de calor puede matar fácilmente a un perro en cuestión de minutos. A pesar de que esta afección es fácilmente evitable, PETA informó de 244 casos de mascotas que sufrieron un golpe de calor en EE.UU. el año pasado: 59 no llegaron a tiempo.

Deshidratación

https://img.freepik.com/foto-gratis/dueno-dio-perros-agua-botella-beber_1150-28222.jpg?w=740

Normalmente, los perros pueden aguantar sin agua durante unos días. Sin embargo, un paseo durante un tiempo de calor abrasador o un ligero caso de insolación puede reducir enormemente su resistencia.

La insolación suele causar deshidratación, incluso en sus primeras fases.

Los perros, cuando están deshidratados, no tienen energía para quedarse, comer y beber. Los animales enfermos ahorran energía para mejorar más rápidamente. Debido a ese hábito instintivo, nuestras mascotas se vuelven letárgicas cuando les empieza a faltar agua.

Otros signos de que un perro necesita líquido rápidamente son los ojos hundidos, la menor elasticidad de la piel y la sequedad de encías, boca y nariz. Cuando los líquidos corporales son escasos, no todos los órganos reciben suficiente sangre y agua, lo que afecta a su funcionalidad y aspecto.

Cómo prevenir la insolación

Aunque haga demasiado calor para pasear al perro, puede tomar medidas preventivas para que su mascota salga a pasear sin problemas.

Tenga en cuenta la hora

No es necesario salir a la calle con la temperatura más alta del día.

Puedes pasear a tu perro por la mañana o por la noche. Además, estos momentos del día garantizan que tu perro no tendrá que lidiar con el cemento abrasador.

Lleve agua

Una buena idea es hacerse siempre con un recipiente de agua.

La mayoría de los parques públicos no tienen lagos o fuentes de agua para rehidratar a tu perro. Para combatir este problema, puedes llevar agua contigo. Hay muchas botellas y cuencos de agua diseñados para llevar durante los paseos.

Te recomendamos que utilices una botella de agua plegable: es muy cómoda y flexible.

Cambie sus rutas habituales

https://images.unsplash.com/photo-1515876140656-96ee9c61abd5?ixlib=rb-1.2.1&ixid=MnwxMjA3fDB8MHxwaG90by1wYWdlfHx8fGVufDB8fHx8&auto=format&fit=crop&w=870&q=80

En verano, quizá quieras cambiar tu ruta habitual por una opción más fresca.

Durante las estaciones calurosas, pasear a tu perro por el cemento se convierte en un imposible. En su lugar, tendrás que encontrar un camino mejor con terreno natural, árboles altos y, si es posible, una fuente de agua cercana. Estas condiciones garantizarán que tu mascota no sufra un golpe de calor.

Sin embargo, ten en cuenta que una ruta alejada dificulta el tratamiento de una emergencia sanitaria. Si tu perro tiene una enfermedad crónica, ten en cuenta que lo inesperado puede ocurrir en cualquier momento y lugar.

Como nota final, nunca deje a su perro dentro de un coche cuando haga calor. Este es un error fatal que mucha gente cometió y sigue cometiendo hoy en día.

Cuide a su querido perro y tenga en cuenta cómo se sentirá durante los días de calor.