Los Golden Retriever son una raza impresionante: leales, amistosos y fáciles de adiestrar con suficiente tiempo y esfuerzo. Paralelamente, también son muy enérgicos y pueden hacer un gran lío si esta energía no se gestiona adecuadamente.

Para responder a cuándo se calman los Golden Retrieves, tienden a reducir la ansiedad a los 2 o 3 años de edad, cuando pasan de cachorros a adultos. Seguirán siendo más activos y entusiastas que otras razas, pero mucho más tranquilos.

Sin embargo, incluso cuando son cachorros, hay algunas maneras de ayudarles a quemar esa energía extra para que puedan estar más relajados.

1. Acostumbrarlos a una rutina

Los Golden Retriever son muy inteligentes y pueden aprender rutinas rápidamente. Esto es útil porque, usando recompensas, puede enseñarles a estar tranquilos en un momento determinado del día.

Por ejemplo, puede entrenarlos para que permanezcan tranquilos durante la mañana recompensándolos con golosinas o paseos.

En cualquier caso, es fundamental ser coherente con el entrenamiento. Cumpla con la rutina que ha elegido y recompense siempre a su perro por seguirla y por sus instrucciones. Tu mascota se acostumbrará en poco tiempo si sigues estos principios.

2. Deje que su mascota juegue con otros perros

Los Golden Retriever son hiperactivos por naturaleza, y esta energía acumulada necesita ir a alguna parte.

Una gran manera de ayudarles a sacar esa energía de su sistema es dejarles jugar con otros perros durante el mayor tiempo posible. Esto es muy recomendable, ya que no sólo se cansan más fácilmente, sino que, si son cachorros, les ayuda a aprender habilidades motoras.

Los perros también son animales sociales, y que se relacionen con sus compañeros es vital para su felicidad, educación y bienestar.

3. Consigue juguetes divertidos

Dado que los Golden Retriever pueden aburrirse rápidamente, los juguetes pueden ser una buena fuente de estimulación para su peludo amigo. Los juguetes masticables son una opción estupenda: pueden masticarlos en lugar de mordisquear los muebles.

Los juguetes de peluche también son buenos. A los labradores les encanta llevarlos a todas partes y morderlos, por ejemplo.

Cabe mencionar que a esta raza le encanta jugar con juguetes. Por lo tanto, debería invertir en unos de alta calidad. Esto le ahorrará muchos problemas a la larga

4. Darle un poco de atención

A veces, toda la energía reprimida que hace que el Retriever actúe con ansiedad proviene de su incapacidad para captar la atención del dueño.

Su perro no tiene que depender de un mal comportamiento para que usted lo vigile. Si sólo lo haces cuando tu mascota se porta mal, pensará que sólo le prestarás atención cuando haga algo malo.

5. Mantén a tu Retriever ocupado

Cuanto más tiempo pasan sin actividad física, más estresados y ansiosos se ponen los perros.

Los Golden Retriever son conocidos por ser una raza excesivamente activa. Por ello, la mayoría de los expertos recomiendan un mínimo de 90 minutos de ejercicio día. Incluso en la tercera edad, a estos perros les sigue gustando estar físicamente activos

Combinar tu ejercicio diario con el de ellos es una gran manera de mantenerse motivado y obligado a seguir.

6. Desafíe a sus mentes

Otra buena fuente de estimulación para los perros son los juegos que suponen un reto para su mente, como la búsqueda del tesoro o el escondite. Estas actividades también ayudan a desarrollar el cerebro del perro y a poner a prueba su inteligencia.

Además, estos juegos son más divertidos y exigentes que otros, como el tira y afloja o buscar el periódico. En caso de que a tu mascota se le pasen esos juegos, siempre puedes recurrir a los juegos cerebrales.

7. No reconocer su mal comportamiento

Los Golden Retriever tienen a veces malos hábitos, como saltar sobre la gente o ladrar para llamar la atención. Aunque puede ser tentador decirles "no" o regañarles, esto es contraproducente.

Los perros hacen estas cosas porque intentan llamar la atención de sus dueños, y si lo consiguen, se fomenta este comportamiento.

La forma correcta de actuar es ignorarlos. Si su mascota no consigue lo que quiere, con el tiempo empezará a hacerlo menos.

8. Consiga la ayuda de un adiestrador

Toda la construcción de la rutina y la formación, aunque muy gratificante, también puede ser suponer mucho tiempo. Por eso, contratar a un entrenador de perros profesional es otra alternativa que puede ahorrar mucho tiempo.

Algunos adiestradores educan a su perro directamente, mientras que otros pueden guiarle en la forma de entrenar a su mascota. De cualquier manera, realmente es una gran ayuda, especialmente para aquellos que trabajan o estudian.

9. Nunca los castigues físicamente

Nunca se debe dañar físicamente al perro de ninguna manera. Esto sólo hará que su Golden se vuelva temeroso, y en todo caso hará más difícil entrenarlo. También hará que empiece a desarrollar malos comportamientos, como la agresión a la comida.

Cuando un perro tiene miedo de su dueño, empieza a hacer cosas de forma secreta y quiere evitar estar cerca de ellos. Una buena relación con tu mascota sólo puede prosperar si le tratas con respeto y cariño.

10. Sea paciente

Recuerde ser comprensivo. Es inevitable que los perros se comporten mal en algún momento. También es cierto que el adiestramiento requiere mucho esfuerzo y tiempo. Sin embargo, si es paciente y constante, el suyo acabará aprendiendo. No hay que precipitarse.

Cuándo se calman los Golden Retriever es una buena pregunta, pero una mejor es cómo conseguir que se mantengan serenos. Mientras mantenga a su perro ocupado y lo trate con cuidado, no habrá problemas.