Tener perros es fantástico porque aportan alegría a nuestros hogares y se convierten en nuestros compañeros, compartiendo muchos momentos felices con nosotros. Aparte de eso, son juguetones por naturaleza y un poco destructivos cuando son jóvenes.

Dado que los gran daneses son de gran tamaño y muy activos, su poder de destrucción puede ser difícil de controlar a veces. En general, las mascotas tienden a calmarse alrededor de los 2 años de edad porque están entrando en la edad adulta.

Sin embargo, esta estimación puede ser inexacta debido a su personalidad y a otros factores que les impiden calmarse.

¿Por qué mi gran danés es tan enérgico?

Hay diferentes causas que pueden atribuirse al exceso de energía de nuestros amigos peludos. Las razones pueden ser las siguientes:

Edad

Durante su juventud, los Gran Daneses son más propensos a ser extremadamente activos. En esta etapa de la vida, las mascotas son muy curiosas y están deseosas de explorar su entorno. Casi todo les llama la atención y es probable que los cachorros muerdan y destruyan lo que encuentren a su paso. Los enchufes, la ropa, los juguetes y los objetos pequeños son los objetivos habituales de los perros jóvenes.

A partir de los 2 años de edad, los Gran Daneses tienden a relajarse y a deshacerse de este comportamiento impulsivo porque están entrando en su vida adulta. No obstante, los propietarios no deben darlo por sentado, ya que las mascotas adultas también pueden ser caóticas.

Falta de ejercicio

Si su gran danés no hace ejercicio con regularidad, puede tener una energía ilimitada y necesitará gastarla de forma destructiva y juguetona. Es muy recomendable entrenarlo para que utilice su exceso de energía.

Falta de atención

Todas las mascotas requieren amor y atención de sus familias. Los gran daneses no son una excepción a esta regla, ya que son bastante cariñosos e ideales para las personas. Realmente notan cuando los dueños no les prestan atención o no les tienen cariño. Por lo tanto, los perros tratarán de encontrar formas, aunque sean destructivas, para conseguir la atención y el afecto que desean.

Personalidad

Aunque los Gran Daneses pueden tener un tamaño intimidante, eso no significa que sean maduros y se comporten como un perro adulto típico. Sin duda, el tamaño es un indicador de crecimiento y desarrollo mental en promedio.

Sin embargo, puede ocurrir que su Gran Danés haya crecido completamente y siga teniendo un comportamiento infantil. Esta situación es poco probable, pero existen casos de este tipo. Las mascotas también poseen una personalidad con rasgos y actitudes específicas que las hacen únicas.

A pesar de tener un gran tamaño o ser adultos, los Gran Daneses pueden seguir comportándose como cachorros. Hay que tener en cuenta que esto no es negativo, sino que se trata de una mascota inmadura.

Ansiedad

Este trastorno puede hacer que su gran danés sea destructivo e hiperactivo. Cuando la familia no está en casa, puede sentir ansiedad por estar solo.

Ante esta situación, puedes consultar a un veterinario o tecnificarlos para que se queden solos.

Cómo calmar a un gran danés

Aunque esta energía desbordante puede ser causada por varios factores, también hay formas de calmar a un gran danés.

Actividad física

Como se ha mencionado anteriormente, hacer ejercicio es una de las mejores maneras de calmar a un gran danés, ya que se sentirá cansado después de hacerlo. Actividades como salir a pasear, correr o coger el frisbee son actividades agotadoras e ideales para mantener su cuerpo en forma.

Esterilización

La esterilización puede ser la última opción en la que piensen las familias a la hora de calmar a su gran danés. Eliminar las hormonas sexuales puede calmarlo y cambiar sus modales.

Aunque esta cirugía jugará un papel en su conducta, también dependerá de los comportamientos que ya haya aprendido.

La edad de castración es un tema controvertido y las opiniones difieren mucho. Si estás a punto de tomar esta decisión, consulta a un veterinario para que te asesore.

Entretenimiento

Si su gran danés se aburre, encontrará formas de entretenerse. Es muy fácil que destruyan cojines si con ello van a combatir su aburrimiento. En estas circunstancias, los juguetes para masticar son una opción práctica, ya que permiten a los Gran Daneses consumir su energía juvenil. Ahora sus almohadas estarán a salvo.

Conocer a otros perros en el parque les permite entretenerse también. Los grandes daneses necesitan socializar y pasar tiempo con otros de su misma clase.

Cuando el Gran Danés se calma

Es probable que esto tenga lugar a los 2 años de edad porque los Gran Daneses son más maduros y han superado su etapa juguetona y caótica. A medida que crecen, se supone que los Gran Daneses se calman y dejan de mostrar un comportamiento impulsivo.

No obstante, algunos Gran Daneses podrían seguir comportándose como cachorros cuando son completamente adultos porque la edad puede no ser la característica determinante que regula su madurez mental.

Cada mascota es única y puede tener un exceso de energía incluso cuando son adultos. Los propietarios deben ser pacientes y tratar de comprender a sus amigos peludos, aunque se vuelvan destructivos y caóticos. Recuerde que los perros necesitan, sobre todo, atención y amor para disfrutar de una buena vida.