A veces es difícil evitar la tentación de premiar a nuestros amigos caninos con una golosina especial, ya sea su marca favorita de galletas o huesos sintéticos.

Los masticables de esófago de vacuno también pueden ser una gran recompensa. Sin embargo, a los propietarios les puede preocupar si presentan algún peligro potencial para la salud o no.

Los perros ¿Pueden comer esófago de ternera?

Resumiendo: sí, es muy seguro que los perros coman esófago de ternera, les encanta masticarlo durante horas, es muy digerible y lo encuentran delicioso.

No obstante, se recomienda encarecidamente tener en cuenta el tamaño del bocado para que no sea demasiado grande para el perro, y tener siempre un cuenco de agua cerca por si lo necesita.

Beneficios para la salud

El esófago vacuno no sólo es bueno para que los perros tengan algo que masticar, sino que también se sabe que es una gran fuente de condroitina y glucosamina, que son esenciales para la salud de sus articulaciones.

Dado que el 20% de todos los perros padece osteoartritis canina, una inflamación de las articulaciones causada por diferentes factores, desde la vejez hasta lesiones y enfermedades, es algo importante a tener en cuenta.

Otros beneficios menos conocidos son una piel sana y un pelaje brillante, ya que el esófago de vacuno es rico en ácidos grasos omega-3, que contribuyen de forma natural a ello.

Así pues, el esófago de ternera no sólo es seguro para los perros, sino que también es bastante beneficioso.

¿Esófago de ternera masticable o cuero crudo masticable?

Existe una gran variedad de masticables y snacks en el mercado, que de una forma u otra pueden mantener a los perros entretenidos durante un rato. Una de las alternativas más populares es el cuero crudo, un snack que dura bastante tiempo.

El cuero crudo se fabrica a partir de los restos de la industria del cuero, y se descompone en trozos más pequeños y blandos con el tiempo, a medida que el perro los mastica.

Sin embargo, los masticables de esófago de vacuno son muy recomendables sobre los de cuero crudo, la razón es que son mucho más digeribles, y proporcionan beneficios para la salud que los masticables de cuero crudo simplemente no poseen.

Higiene dental

Los masticables de esófago de vacuno son excelentes para la higiene dental de su perro. Mantiene sus encías sanas, reduce la acumulación de sarro (la sustancia dura de color marrón-grisáceo que se acumula en sus dientes) y elimina las bacterias de los dientes.

También mantendrá la placa lejos y mantendrá sus dientes limpios y sanos hasta su próxima visita al dentista.

¿Es el esófago de ternera seguro para perros y cachorros?

Sí, es seguro para ambos. Además, ayuda especialmente a los cachorros en el doloroso proceso de dentición (el crecimiento de nuevos dientes).

Los veterinarios recomiendan, sin embargo, darles mucha agua para ayudarles a hacer la digestión mientras mastican.

Como con casi todo, es fundamental prestar atención a los cachorros cuando empiezan a masticar, y asegurarse de que nunca muerden más de lo que pueden masticar.

Masticables sintéticos, nunca huesos crudos

Un error común que pueden cometer algunos propietarios es dar a sus perros huesos crudos sobrantes de la cocina. Hay que evitarlo porque suponen un peligro de asfixia, y su ingesta puede provocar lesiones en la boca y la lengua, entre otros problemas.

Para evitar estos riesgos, lo mejor son los mordedores sintéticos, independientemente de la edad y el tamaño.

Dónde encontrarlos

Puedes comprar esófago de ternera en casi todas las tiendas de animales y clínicas veterinarias, debería ser muy fácil de encontrar. Algunas tiendas online también ofrecen estos masticables, ¡algo conveniente en estos tiempos!

¿Con qué frecuencia debo darles esófago de ternera?

Como los masticables de esófago de ternera pueden durar bastante tiempo, sobre todo si tu perro es pequeño, no es necesario comprarlos muy a menudo. Estos mordedores pueden durar entre una y dos semanas, dependiendo de su tamaño y de lo mucho que les guste masticar.

También es fundamental tener en cuenta que los perros sigan comiendo su comida habitual y que mantengan una dieta saludable y hagan ejercicio.

Mantener la seguridad de los muebles

Muchos perros, especialmente los cachorros, sienten el impulso de morder prácticamente todo, juguetes, muebles e incluso personas (de forma juguetona).

Todo esto es, sin embargo, un comportamiento canino normal, ya que experimentan gran parte del mundo de esta manera.

Los mordedores de esófago de vacuno pueden ser de gran ayuda en este sentido, puesto que tendrán algo que masticar en lugar de cosas que no deberían masticar, lo que les mantendrá alejados de los problemas y garantizará que sus cosas estén a salvo.