Decidir cuándo aplicar la eutanasia a un perro con colapso traqueal puede ser una decisión difícil, debido a los diferentes factores que pueden afectar al cachorro. Tras el diagnóstico, algunos consiguen tener una vida adecuada y decente, pero otros lo pasan mal y sufren cada día.

¿Qué es el colapso traqueal?

El colapso traqueal es una afección mortal e irreversible de la tráquea y las vías respiratorias inferiores. Los anillos del cartílago dentro de la tráquea pierden su fuerza, lo que hace que empiece a caer hacia dentro cuando se aspira el aire.

Aunque puede ocurrir en cualquier perro, algunas razas son más propensas a sufrirla, como los chihuahuas, los pomerania y los yorkshire terrier. Algunos animales que también padecen problemas cardíacos o respiratorios tienen posibilidades de sufrir esta afección.

Señales de que su perro sufre un colapso traqueal

Los primeros signos que puedes notar de que tu mascota está sufriendo un colapso traqueal tienen que ver con problemas respiratorios:

  1. La tos es el primer síntoma. La tráquea se estrecha cuando el perro respira, lo que irrita su garganta; de ahí la tos. Cuanto más fuerte es la tos, más desarrollado está el problema.
  2. Dificultad para respirar. La tos empeora durante las horas de sueño o cuando su perro está jugando. Puede notar que no quiere (o no puede) realizar actividades físicas. Forzarlo sólo empeorará la situación.
  3. Desmayos. Algunos perros pueden experimentar una falta de aire al hacer ejercicio o actividades físicas. Como resultado, se desmayan en el acto.

Opciones de tratamiento

Aunque el colapso traqueal es irreversible, existen algunas opciones de tratamiento que pueden reducir el dolor si se diagnostica a tiempo. De hecho, los perros aún pueden vivir hasta 4 o más años si el problema se ha tratado a tiempo.

Algunos medicamentos ayudan a controlar la tos, reduciendo la inflamación de la garganta y la sedación. Los arneses corporales también ayudan a reducir algunos síntomas y el estrés del perro.

También se puede optar por algunos ejercicios y terapias respiratorias que mejoran el estado de la mascota. Además, hay suplementos que les levantan el ánimo y la calidad de vida.

Intervenciones quirúrgicas

https://images.unsplash.com/photo-1553688738-a278b9f063e0?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Cuando nada de lo anterior tiene efecto después de dos semanas, la cirugía es el siguiente paso. Existen algunos procedimientos para intentar ayudar a tu cachorro, siendo estos muy costosos. También es crucial saber que su probabilidad de éxito disminuye cuanto mayor es el perro.

La colocación de stents traqueales de acero en la tráquea del perro mejorará y favorecerá la respiración, retrasando su deterioro.

Otra alternativa similar es colocar un stent traqueal alrededor de la tráquea para intentar mantenerla abierta. Ambas opciones son arriesgadas porque pueden dar lugar a otras complicaciones y no son una solución permanente.

Cosas que debe tener en cuenta

Aunque el tratamiento médico o quirúrgico es muy importante, hay más cosas que puedes hacer para mejorar la calidad de vida de tu mascota.

  1. Cosas que debes evitar: sacar a tu mascota durante el tiempo húmedo, obligarle a llevar una correa apretada o pasearla en zonas de fumadores.
  2. Controla su alimentación: es fundamental que tu animal mantenga una dieta equilibrada y saludable. Muchos médicos teorizan que la obesidad tiene un gran impacto en la evolución de los problemas respiratorios.
  3. Adapta su rutina: no sólo es necesaria una dieta sana, sino también un cambio de vida. Evite que su mascota haga un ejercicio excesivo, salte o corra como un loco. Limita sus paseos a una o dos veces al día si es posible.
  4. Consuélelo: mantenga la casa y el entorno tranquilos y silenciosos. Los ruidos fuertes, los lugares abarrotados y los gritos pueden provocar ansiedad en el perro. Asegúrate de que también tengan sus horas necesarias de descanso y relajación.

La última opción: Cuándo aplicar la eutanasia a un perro con colapso traqueal

Si ya has probado todos los métodos posibles, cuándo aplicar la eutanasia a un perro con colapso traqueal está claro: ha llegado el momento.

A nadie le gusta ver a su perro sufrir o tener una vida dura. A veces es mejor acabar pacíficamente con su dolor. Llame a su veterinario y acuerde el momento de inyectar a su mascota.

Si la mascota muestra signos de no moverse, de estar tranquila todo el día sin hacer nada, junto con problemas respiratorios, la eutanasia es el mejor remedio. No sólo para el alivio del perro, ya que no sufrirá más, sino también para los dueños.

Aunque no es una decisión fácil y debe tomarse sólo después de que todas las demás opciones no hayan sido suficientes, debe hacerse. El animal podrá por fin descansar, dejando de sufrir, antes de morir lenta y dolorosamente por la falta de aire.