A veces nuestros perros se encariñan con sus collares, mostrando alegria al verlos y reticencia al quitárselos. Este comportamiento hace que los dueños se pregunten "¿por qué les gustan los collares a los perros?". A las mascotas les gustan sus collares por la comodidad, el olor y el tiempo de juego.

Cuando la gente decide traer un cachorro a su casa, se prepara para darle la más cálida de las bienvenidas. Lo primero que se hace al tener una mascota es comprarle un collar.

Este accesorio es muy común y demuestra que las mascotas pertenecen a una familia. Los perros son animales cariñosos y leales, pero a veces pueden mostrar comportamientos extraños.

Hay algunos datos importantes que debes conocer sobre un perro cuando se trata del accesorio de su collar.

¿Por qué debe llevar mi perro un collar?

La mascota debe llevar un collar ya que permitirá al dueño tenerlo controlado cuando salga al exterior. La identificación para perros permite a los demás saber que un perro tiene una familia. En caso de que una mascota se pierda, es muy probable que el cachorro vuelva.

La correa del cuello facilitará el adiestramiento porque podrá corregir el comportamiento de su perro tirando de la correa con sutileza.

Hay diferentes tipos de collares y eso afectará a lo ajustados que están para su perro.

Razones por las que les gustan los collares

Hay varias razones por las que los perros sienten predilección por sus collares.

Comodidad

A un perro le puede gustar su collar sólo porque tiene el tamaño adecuado y se siente cómodo alrededor del cuello.

Comportamiento posesivo

Al igual que los humanos, los animales también pueden ser posesivos. Hay ocasiones en las que la mascota se apodera de las cosas; los collares no son una excepción. Como pueden vincular el collar a sus dueños, los perros no están dispuestos a quitárselo.

Cuando el perrito tiene el collar puesto por primera vez, le dará un lugar muy especial en su vida, ya que es un regalo del dueño. Por eso, cada vez que alguien le toca o le quita el collar, el perrito puede alterarse.

Olor

La razón por la que les gusta su propio olor es que puede ser alucinante y maravilloso para ellos. Los collares con el tiempo empezarán a oler como el perro. Cuando los caninos dejan su olor en los objetos o en la ropa, significa que les pertenece o que han estado allí.

Estos animales utilizan su sentido del olfato para saber qué lugares han visitado y qué cosas les pertenecen. Como el collar tendrá la fragancia del perro después de ponérselo, sabrán que es parte de ellos cada vez que las mascotas lo huelan.

Jugar y salir al exterior

Los perros son inteligentes y perceptivos, por lo que pueden adquirir y acostumbrarse a nuevos hábitos. Pueden asociar el uso de los collares con el aburrimiento o la diversión.

Normalmente, los perros creen que quitarse el collar es una señal que les indica que el tiempo de juego y los paseos han terminado. Además, quitarse este objeto también indica que es hora de descansar y que ya están en casa.

Por otro lado, los cachorros bullirán de emoción y tendrán un sentimiento de felicidad al ver sus collares. Esto significa que es hora de dar paseos al aire libre, jugar con otros perros e ir al parque.

Teniendo en cuenta que las mascotas disfrutan pasando tiempo con sus dueños, acabarán adorando este accesorio.

¿Debo dejar que mi perro duerma con el collar puesto?

Siempre que el collar no les apriete ni les cause ninguna molestia, los perros pueden dormir fácilmente con él puesto. Las familias deben asegurarse siempre de que este accesorio se ajuste bien al cuello de sus perros.

Sin embargo, algunos propietarios prefieren no permitirles dormir con el collar puesto. Consideran que puede ser irritante para sus perritos.

Dado que hay perros que se giran y se mueven mucho en la cama durante la noche, el collar puede resultarles incómodo. Por otro lado, dado que la mascota no va a salir por la noche, no es necesario que lo lleven durante la noche.

¿Deben llevar collar las mascotas todo el tiempo?

No es necesario que el perro lo lleve siempre. Tener un objeto alrededor del cuello las 24 horas del día puede ser una carga. Es poco probable que su mascota se escape mientras está dentro de su casa, por lo que llevar correas en el cuello es inútil.

El uso excesivo del collar no es muy práctico porque puede dañar y arañar la zona del cuello. La razón es que está en contacto con la piel.

¿Con qué frecuencia debe cambiar el collar de su perro?

No hay una frecuencia estimada cuando se habla de sustituir el collar del perro. Lo que importa es el estado del mismo y eso dependerá del uso y los cuidados que reciba.

Siempre que el accesorio no esté sucio, roto o desgastado, no es necesario cambiarlo. Por ello, los dueños deben comprobar el aspecto del collar de forma regular.

Conclusión

Debes elegir el collar adecuado para tu mascota y asegurarse de que se sienten cómodos con él puesto. La correa del cuello no debe provocar una reacción alérgica ni apretar el cuello del cachorro.

Recuerde que los collares y las placas de identificación son imprescindibles cuando se sale al exterior porque la persona tendrá el control del cachorro. Además, si la mascota se escapa o se pierde, la placa será crucial para recuperarla.