Los rottweilers son conocidos por ser muy buenos perros guardianes: de naturaleza protectora y defensiva. Por eso la gente suele tenerles miedo cuando gruñen o ladran. Pero este comportamiento no es necesariamente malo.

Hay un sinfín de posibilidades de por qué un perro ladra o gruñe sin motivo aparente. Comprenderlas mejorará en gran medida su relación con su mascota.

Por lo tanto, antes de llegar a cualquier conclusión, es crucial para encontrar una respuesta a la pregunta de por qué los rottweilers gruñen.

¿Por qué gruñen los rottweilers?

La mayoría de los perros son tranquilos, pero esta raza no lo es. Los rottweiler son perros vocales y dependen más del gruñido para expresarse.

Es importante saber leer su lenguaje corporal para entenderlos. Obviamente, puede ser alarmante para sus dueños o para un extraño al principio, pero mantener la calma es la clave.

Pueden gruñir porque son protectores y están enfadados, porque están contentos y son juguetones, o simplemente porque quieren comunicarse.

La pregunta "¿Por qué gruñen los rottweilers?" tiene muchas respuestas.

Gruñido por felicidad

Es posible que notes que tu perrito gruñe cuando lo sacas a pasear, cuando juegas con él o simplemente cuando pasan un rato agradable juntos. Este comportamiento suele causar confusión, ya que la gente piensa que su perro está molesto o que no le gusta.

Gruñir como saludo

Después de un largo día fuera de casa, es probable que su rottweiler le gruña y ladre. Esto no significa que esté enfadado porque te hayas ido, sino porque está contento y te ha esperado todo el día. Están mostrando lo contentos que están de estar contigo.

Gruñidos defensivos

Si tu perro detecta a un extraño, comenzará a ladrar y a gruñir para intimidarlo, debido a su instinto protector. Los rottweilers también son una raza territorial. Si están fuera y ven a otras mascotas, tratarán de ahuyentarlas de "su" calle.

Además, gruñen si sienten que les roban o les quitan sus pertenencias: agresividad con la comida y una postura protectora con sus juguetes, o mantas.

A pesar de todo esto, los Rottweilers no son peligrosos si están bien entrenados.

Gruñidos de miedo

Algunos cachorros pueden gruñir cuando se sienten asustados debido a traumas pasados, acciones violentas contra ellos o ruidos. Lo hacen para protegerse e indicarle lo que consideran un peligro.

Gruñidos afectivos

Algunos dueños de mascotas se sorprenden o se escandalizan cuando su rottweiler les gruñe al ser abrazado o besado. Como ya se ha dicho, no tiene por qué significar algo malo porque están expresando su felicidad.

Dependiendo de la persona, los perros se sienten más seguros o amenazados por el humano que está en contacto con ellos. Una socialización adecuada es la mejor manera de solucionarlo.

Pero cuidado, a algunos perros simplemente no les gusta estar abrazados o en contacto con el humano todo el tiempo y necesitan un poco de espacio libre. Si esto se convierte en un problema diario, hay algunas formas de corregir su comportamiento.

¿Cómo consigo que mi Rottweiler deje de gruñir?

Hay varias maneras de enseñar a su perro a dejar de gruñir, y son bastante fáciles y sencillas. Con suficiente práctica, su perro reducirá este comportamiento.

  1. Enséñele lo que no es una amenaza: exponga a su perro a ciertos desencadenantes que le harían gruñir y adoptar una postura defensiva. Tras unas cuantas sesiones, tu perro aprenderá que no va a pasar nada malo.
  2. Mantenga la calma y elogie el buen comportamiento: es esencial que mantenga la calma cuando su rottweiler no deje de gruñir. Reaccionar negativamente hará que lo haga más. Por el contrario, elógialo cuando no lo haga o deje de hacerlo cuando se lo pidan.
  3. Utilizar la dominancia positiva: a través de la autoridad y de una voz firme, puedes enseñarle a tu perro que tú eres el que manda, sin necesidad de gritar o chillar.
  4. Socialización: otra gran forma de frenar la agresividad del perro es la socialización con nuevas personas y otros perros. El afecto, el cariño y la buena exposición a las personas son factores clave, especialmente durante las primeras 12 semanas del cachorro.

Conclusión

Los gruñidos son una mezcla de agresividad, ansiedad y sentimientos en los que es conveniente tomar medidas y tratar esta conducta. Un comportamiento correcto y socialmente adaptado es importante en toda mascota, pero más aún en razas imponentes y fuertes como los rottweilers.