Aunque es normal que los bulldogs beban mucha agua (especialmente en verano), podría ser un preocupante si su bebe cantidades excesivas durante todo el año.

Aunque el bulldog podría tener una condición de salud subyacente, no siempre es así.

Razones naturales por las que el bulldog podría estar bebiendo tanta agua:

Beber agua después de un paseo

Si los perros han hecho algún tipo de ejercicio, es completamente normal que beban más agua de lo habitual, ya que necesitan mantenerse hidratados.

Tener un cuenco de agua preparado para ellos después de la actividad física es indispensable, del mismo modo que los humanos necesitan agua después de hacer ejercicio.

Digerir su comida

Si el bulldog come alimentos frescos, como frutas o carne fresca, necesitará beber menos agua que cuando come alimentos secos.

Esto se debe a que los alimentos secos, como las croquetas (el tipo de comida para perros más popular), son más difíciles de digerir, por lo que los perros necesitan mucha más agua para hacerlo.

Los alimentos ricos en sodio (con mucha sal) también hacen que los bulldogs necesiten beber más agua para compensar el alto contenido de sodio en su organismo.

No es mala idea considerar cambiar su dieta y ver si algo cambia.

La estación del año

Los bulldogs beben más agua cuando su cuerpo requiere esa hidratación extra, y esto es más probable en las estaciones más cálidas del año, como el verano o incluso los días más cálidos del otoño

Abrir las ventanas o subir el aire acondicionado puede ayudar a que el perro se sienta más fresco y beba menos agua.

Si el perro sigue bebiendo agua en exceso en las estaciones más frías, como el invierno, podría ser algo a tener en cuenta.

Razones médicas por las que el Bulldog podría estar bebiendo tanta agua:

Polidipsia

La Polidipsia es una condición en la que los perros experimentan un nivel de sed mayor, y aunque no suele ser motivo de preocupación, es importante visitar al veterinario para evitar consecuencias médicas más graves.

La polidipsia suele ir acompañada de poliuria (producción inusualmente alta de orina).

Insuficiencia renal

Los problemas renales en los perros pueden ser agudos o crónicos, y la gravedad varía en función de la condición específica del perro.

Beber mucha agua es un síntoma potencial de insuficiencia renal, y si este síntoma persiste durante un tiempo, considere la posibilidad de realizar algunas pruebas para descartar esta posibilidad.

Diabetes

La diabetes en los perros, al igual que en los humanos, puede ser peligrosa, y aunque beber más agua de lo habitual es un posible síntoma temprano de la misma, no es demasiado frecuente.

¿Qué hacer en caso de una posible condición médica?

No importa lo improbable que parezca una condición médica, hacer exámenes médicos al bulldog debe ser la prioridad número uno, para asegurarse de que todo está en orden.

Es mejor hacerlo cuanto antes porque algunas afecciones son más tratables en sus primeras fases. Incluso si resulta que el perro está completamente sano, esa tranquilidad de saber que su esponjoso amigo está bien no tiene precio.

¿Por qué los Bulldogs beben tanta agua cuando se emocionan?

Cuando los bulldogs se emocionan por cualquier motivo, su sistema de transpiración (glándulas sudoríparas) se activa, lo que les hace jurar mucho, y sienten la necesidad de reponer esa agua que su cuerpo ha perdido.

Esto es similar a cuando hacen ejercicio, y también necesitan hidratarse tan pronto como terminan.

¿Cuánta agua deben beber los Bulldogs diariamente?

Según los veterinarios, los perros necesitan beber aproximadamente 1 onza de agua por cada libra que pesen diariamente.

Esto significa que, por ejemplo, un bulldog de 46 libras necesita idealmente entre 24 y 48 onzas de agua al día. Otros factores.

Si beben menos agua de la que deberían, puede engañarlos para que beban más agua.

Entonces, ¿por qué los bulldogs beben tanta agua? En realidad, pueden estar bebiendo una cantidad regular de agua de acuerdo con su peso corporal.

Cómo evitar que los bulldogs ensucien el cuenco de agua

A veces, cuando beben agua, los bulldogs salpican el agua por encima del borde del cuenco y en el suelo. No pueden evitarlo, sus narices cortas y sus mandíbulas inferiores alargadas los hacen naturalmente desordenados.

Una buena solución para esto es poner un paño absorbente debajo del cuenco, que atrapará la mayor parte del agua, ¡y ahorrará mucho tiempo!