Muchos dueños pueden asustarse cuando sus perros se suenan la nariz constantemente. Es importante abordar el problema, ya que podría ser algo inocente o estar relacionado con problemas respiratorios.

¿Por qué los perros se suenan la nariz?

Cuando un perro hace esto, probablemente significa que está tratando de soplar algo por la nariz, al igual que los humanos. Este comportamiento podría ser causado por algo atascado dentro de su hocico, el frío y las alergias, o simplemente una condición respiratoria inofensiva.

En cualquier caso, es importante que acudas al veterinario para que examine a tu cachorro en caso de que haya un problema grave.

Goteo nasal

Si se esfuerza por expulsar aire de sus fosas nasales, significa que intenta limpiar sus conductos nasales. A diferencia del hombre, los perros no pueden simplemente coger un pañuelo de papel y limpiarse la nariz, así que lo intentan soplando aire, lamiéndose la nariz o estornudando.

El goteo de la nariz podría ser causado por muchos factores que afectan a la mascota:

  1. Alergias e irritación: la exposición del perro a ciertas cosas puede irritar sus narices, como el humo del tabaco, los perfumes, el polvo, el clima o los productos químicos de limpieza. Por lo general, estornudarán para deshacerse de estos alérgenos en su nariz.
  2. Infecciones respiratorias: cualquier virus o bacteria relacionada podría complicar el sistema respiratorio del animal. Si su nariz gotea todo el día con una secreción amarilla o verde, significa que hay una infección y será necesario que el cachorro tome antibióticos.

Tratamiento de la secreción nasal

Una simple alergia y secreción nasal puede convertirse en algo más complejo. Si nota que su perro tiene un aumento de la temperatura, aumenta las horas de sueño, no come o tiene otro comportamiento anormal, es fundamental que acuda al veterinario. La alergia podría haber evolucionado hacia algún tipo de infección.

Dependiendo del tipo de problema, tu perro será tratado con el método necesario:

  1. Antibióticos, antiparasitarios o antifúngicos en caso de infección.
  2. En caso de que haya algo atascado en la nariz, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica en función de la profundidad del objeto extraño. Esto también se aplica a los tumores de la zona. Algunos perros utilizan mucho la nariz para oler, lo que les predispone a aspirar accidentalmente algo por la nariz.
  3. Los antihistamínicos y los corticoides suelen ser el tratamiento más frecuente para reducir las alergias.

Estornudos inversos

El estornudo inverso en los perros puede ser bastante molesto o preocupante para los propietarios, pero en realidad es bastante común e inofensivo. Este evento respiratorio es causado por la inhalación forzada de aire a través de la nariz, junto con ruidos de arcadas.

Las causas más usuales que lo provocan son la irritación debida a la inhalación de los diferentes irritantes mencionados anteriormente. Puede reducir este evento frotando la garganta de su perro, y relajándola. Cubrir sus fosas nasales o soplar ligeramente la cara de su cachorro también le ayuda a inhalar.

Presión en la garganta

Los collares y correas apretados en el cuello pueden afectar a su perro y provocar estornudos inversos. Es esencial conseguir la correa adecuada para que se sienta cómodo.

Alergias

La alergia es la causa más frecuente de este tipo de estornudos. Cualquier tipo de irritante lo provoca, debido a la hipersensibilidad que tienen los perros al olfato. Las estaciones frías como el invierno o incluso la primavera pueden afectar también.

Excitación

Las actividades físicas y divertidas como jugar con ellos también pueden provocar estornudos inversos. La sobreexcitación afecta a su respiración, especialmente en razas con narices cortas.

Patrones de respiración

Después de dormir la siesta, es posible que también les provoque estornudos inversos, al cambiar su patrón de respiración. Es algo inofensivo, y no causará ningún dolor, enfermedad futura o problema físico a tu cachorro.

Respiración dificultosa

Si el cachorro nota que tiene problemas para respirar, puede intentar utilizar otros músculos para ayudar a su cuerpo a respirar. Al elevar las primeras costillas, los músculos del cuello harán que aumente y se expanda el pecho, se ensanchen las fosas nasales y se utilice la boca.

La respiración dificultosa debe ser tratada rápidamente con un veterinario porque podría estar afectando a muchas partes del perro. Los pulmones, el corazón o el pecho, incluyendo el asma, gusanos del corazón, enfermedades de los órganos, o incluso el cáncer.

Hay algunas condiciones comunes relacionadas con este tema:

Taquipnea

Afecta a su perro aumentando la frecuencia respiratoria. La respiración rápida se produce normalmente después de hacer ejercicio y otras actividades físicas, pero si no es el caso podría ser un signo de una infección o anemia.

Disnea

Complica el proceso de inhalación y exhalación de los perros, produciendo tos, respiración bucal y otros síntomas posturales. Es fundamental acudir al veterinario porque podría estar relacionada con una enfermedad subyacente.

Jadeo

Aunque es normal que los perros lo hagan para refrescarse, en ocasiones se convierte en algo anormal. Esto puede ser causado por la presión arterial alta, fiebre o enfermedades.

Recogida de olores

A veces, los perros simplemente expulsan aire por la nariz por el simple hecho de olfatear y percibir nuevos olores que han captado su atención.

Es posible que algo se les haya metido en la nariz y traten de expulsarlo, despejando sus fosas nasales.

Conclusión

Son muchos los factores que pueden afectar al sistema respiratorio de tu perro. Aunque la mayoría de ellos son inofensivos, a veces pueden convertirse en enfermedades más peligrosas si se prolongan en el tiempo. Es entonces cuando siempre es vital que tu cachorro sea revisado en el veterinario para saber qué pasos seguir.