Es habitual que algunos perros ronquen como los humanos, especialmente cuando duermen. Aun así, es importante estar alerta y prestar atención a ciertos factores para determinar si los ronquidos de su perro son normales o están causados por algún otro problema.

¿Por qué mi perro ronca tan fuerte?

Los ronquidos se producen en todos los seres vivos por la obstrucción del aire a través de los canales nasales en la parte posterior de la boca o la nariz. Puede deberse a una malformación de nacimiento, a golpes o al estilo de vida.

Factores como la raza o la edad pueden ser la causa principal de los ronquidos. Sin embargo, si es esporádico, puede deberse a alergias estacionales o a la inflamación de los senos paranasales. En algunos casos, será necesario administrar antibióticos durante unos días.

Además, hay sonidos normales que el perro hace cuando duerme. Suelen ir acompañados de otros movimientos, como el movimiento de la cola. Los sonidos, las contracciones musculares y los movimientos oculares rápidos indican que su mascota está en la fase de sueño REM.

Problemas de salud que pueden ser la respuesta a por qué su perro ronca

  • Inflamación de las vías respiratorias.
  • Mucosidad en la nariz o la garganta. Puede estar causada por un virus o por alérgenos estacionales, especialmente en zonas cercanas a plantaciones o en meses concretos del año, como la primavera.
  • Presencia de objetos extraños en las fosas nasales. Al olfatear constantemente, pueden entrar por la nariz restos de plantas o incluso pequeñas piedras. Estos se atascan en el interior de la nariz y provocan una inflación. En consecuencia, ronquidos o estornudos.
  • Se recomienda no dar a su mascota huesos o frutas con carozo. Al intentar morderlos, las partículas de los mismos pueden llegar a la garganta y provocar un estancamiento. Además de los ronquidos, notará otros signos como náuseas o dificultad para tragar. Esto puede ser muy peligroso, sobre todo en perros pequeños.
  • Obesidad. Esta es quizá una de las causas más comunes. El sobrepeso hace que la grasa se acumule bajo la piel alrededor de los órganos y las zonas del cuello, ejerciendo presión sobre las vías respiratorias.
  • Enfermedades de nacimiento. Los perros de razas pequeñas tienden a tener problemas respiratorios como el colapso traqueal. La parálisis de la laringe o los pólipos suelen darse en los perros grandes.

Razas de perros propensos a roncar

Hay razas de perros con el hocico más corto de lo normal, como el Pug, el Shar Pei, el Pitbull, el Boxer o el Chow Chow. También se conocen como razas con síndrome braquiocefálico. Esta morfología hace que la respiración sea más compleja.

En estos perros los ronquidos no son algo de lo que preocuparse. Sin embargo, hay que prestar atención a la frecuencia; quédese tranquilo si no hay pausas en la respiración ni mucosidad.

https://fundogland-mvp-cms.s3.eu-central-1.amazonaws.com/2_908fadf61f.jpg

¿Cuándo consultar al veterinario?

Como hemos comentado, es normal que estos animales presenten problemas respiratorios. Sin embargo, esto no significa que no debas llevarlo al veterinario con frecuencia, sobre todo si notas que nunca ha roncado y empieza a hacerlo. También si durante el día lo notas decaído y sin ganas de jugar, o si muestra cambios en el color de sus mocos.

¿Puedo evitar que mi perro ronque?

A veces, cuando el perro duerme, adopta posiciones incómodas para la nariz porque comprimen y obstruyen el paso del aire. Si este es el caso, bastará con moverla a una posición más cómoda. En algunos perros, esta posición puede ser hacia uno de los perfiles.

Si su perro pertenece al grupo de los braquicéfalos, estas son algunas de las medidas que puede tomar:

  • Limpie las fosas nasales a diario. Su veterinario puede recomendarle una medicación específica en este punto.
  • Opte por un arnés en lugar de un collar cuando saque a su mascota a pasear. Así evitará que el cuello se resienta más de lo habitual.
  • No exponga a su mascota a temperaturas altas o muy frías. Evite los cambios bruscos de temperatura.
  • Cuando saque a su mascota a pasear, hágalo a la sombra. Elija lugares sin variedad de flores para evitar alergias.
  • Controla la comida y el agua para evitar que se atragante. Hoy en día, muchas empresas fabrican botes para depositar la comida con reguladores de cantidad. Otra buena opción es colocar los recipientes de comida y agua a la altura de la boca del animal.
  • Evitar la obesidad. En última instancia, quien determinará este punto será usted. Elija alimento de calidad y consulte con su veterinario la cantidad adecuada.
  • Manténgalo alejado del estrés. No le expongas si ves que tiende a ponerse nervioso ante determinadas situaciones o animales. El ejercicio físico excesivo también será perjudicial para su respiración.

¿Por qué mi perro ronca cuando está despierto?

Es habitual que los perros tengan algún ruido respiratorio durante el día. Sobre todo si han estado jugando, hace mucho calor o han llegado de su paseo.

Si su perro está descansando y haciendo ruidos extraños y no está en los llamados "grupos de riesgo", es posible que le haya entrado algo en la nariz durante el paseo.

Los lavados nasales con solución salina pueden ser una buena opción. Si tienes un nebulizador en casa, puedes probar a colocarlo en la nariz de tu mascota. Recuerda que siempre debes lavarlo con abundante agua y jabón después de usarlo.

¿Por qué mi perro ronca cuando lo acaricio?

Aunque los ronquidos de un perro pueden ser incómodos, muchas veces pueden ser simplemente parte de su relajación. Sobre todo si le está dando cariño o se encuentra en un estado de somnolencia cercano al sueño.

Es más común que los cachorros o determinadas razas gruñan o emitan un sonido similar a un ronquido para expresar su alegría. Normalmente, cuando te ven después de un largo periodo, cuando van a comer o cuando se les acaricia.

Al igual que los gatos emiten el ronroneo, muchos perros emiten sonidos para mostrar placer. Si su mascota no pertenece a ninguna de las razas mencionadas y no tiene problemas de salud, puede ser simplemente su forma de decir: ¡Me encanta que me acaricien!