Tal vez tu creas que la lluvia es una gran perturbación en tu vida diaria a veces, pero parece que nuestros perros no piensan de la misma manera. A veces parece que disfrutan y se emocionan al salir mientras llueve.

Si este es el caso de tu perro te estarás preguntando: ¿por qué ocurre esto? ¿Es peligroso que mi perro se quede fuera bajo la lluvia? Pues bien, existen múltiples razones para ello, algunas de las cuales no son motivo de preocupación, mientras que otras pueden serlo. 

Las razones "buenas" incluyen que su perro disfrute de la sensación de lluvia, que este buscando pareja o que simplemente disfrute de estar afuera. También es posible que haya visto a otro animal en el exterior, o que quiera proteger a la familia si es un perro guardián.

Sin embargo, los problemas médicos, como las alergias cutáneas o la sequedad de la piel, son algunos de los factores "negativos" que pueden hacer que su perro se quede fuera bajo la lluvia. Incluso, la necesidad de regular la temperatura (calor excesivo en el interior), y el miedo.

Razones benignas por las que tu perro se queda fuera bajo la lluvia

Aquí están todas las razones por las que no debe preocuparse de que su perro se siente fuera en la lluvia y lo que podría causar que lo hagan con más frecuencia.

Su perro ha percibido a otro animal en el exterior

Es posible que su perro haya detectado a otros animales o perros, y que se sienta intrigado por sus olores, lo que lo lleva a investigarlos. 

Un perro que sale al exterior e inmediatamente comienza a buscar objetos y a marcar su territorio es más propenso a desarrollar este comportamiento. Esta actividad no está directamente relacionada con el hecho de que esté lloviendo fuera, sino que se producirá independientemente del tiempo.

Simplemente disfruta de la sensación de lluvia

Si la temperatura no es demasiado fría, es posible que su perro no perciba el tiempo como demasiado frío o incómodo, y prefiera la sensación de la lluvia.

Si su perro tiene doble pelaje, es más probable que esto ocurra aún si no pasa mucho tiempo fuera cuando el tiempo es realmente frío.

Le gusta estar fuera

Algunos perros son criados para estar al aire libre, por lo que pasarán todo el tiempo que puedan fuera; simplemente está en sus genes. A pesar de que un gran número de perros ya se han domesticado al máximo, cada perro cuenta con cientos de años de historia de crianza.

Las razas de perros que cuentan con doble pelaje son especialmente buenas para estar al aire libre cuando hace frío. Lo más probable es que se queden fuera bajo la lluvia hasta que sientan que el agua se filtra a través de su grueso pelaje doble.

Los perros están especialmente dispuestos a aparearse cuando llueve

Se ha establecido una relación significativa entre la frecuencia y la incidencia de las actividades relacionadas con el apareamiento en los perros y las cantidades de lluvia.

Además, los perros expuestos a olores fuertes en zonas urbanas perciben menos señales de calor y detectan menos feromonas debido a la contaminación del aire. La lluvia ayuda a paliar estos problemas al potenciar la capacidad de las feromonas para llegar a él. La esterilización de su perro puede reducir este tipo de comportamiento.

Protege a su familia

Los perros son capaces de detectar el mal tiempo inminente. Cuando se trata de perros guardianes, es posible que hayan decidido quedarse fuera para protegerlo de lo que está a punto de llegar.

Además, los perros tienen una capacidad innata para detectar los cambios en el campo eléctrico de la atmósfera, lo que resulta muy útil cuando se acerca una gran tormenta.

Razones preocupantes por las que su perro se queda fuera bajo la lluvia

Las siguientes son las razones negativas por las que su perro puede quedarse fuera bajo la lluvia:

Miedo

Es muy probable que algo haga que su perro esté nervioso o tenga miedo. Este problema es más común si su perro tiene el hábito de salir a la calle en momentos específicos del día o como cuando una persona específica está presente.

Hace demasiado calor dentro de casa

Si su perro no ha ido siempre a quedarse bajo la lluvia, tal vez merezca la pena investigar qué más ocurrió cuando empezó a hacerlo.

Un cambio en el entorno interno, como un cambio de temperatura, podría ser la razón del cambio de comportamiento. Especialmente si éste comenzó casi inmediatamente después del cambio.

Por otra parte, es posible que su perro simplemente prefiera estar fuera mientras llueve para disfrutar de la brisa que le acompaña. Cuando los perros están en el exterior, aprecian más las buenas temperaturas de los días más frescos y correrán para sentir mejor el aire.

Cuando hace mucho calor, la mayoría de los perros comen menos y se vuelven menos activos. Por lo tanto, se vuelven más animados y aventureros cuando sienten que la lluvia está en camino.

Problemas médicos

Otras posibilidades son la enfermedad, las alergias cutáneas, los problemas de piel seca y otras afecciones médicas como causa del problema. Esto es más probable si el comportamiento de su perro ha cambiado bruscamente y ha mostrado otros signos de enfermedad, como vómitos o letargo extremo. 

Si ocurre algo de esto, llevarlo al veterinario es la mejor opción.

¿Por qué a los perros no les gusta la lluvia?

En el otro extremo, hay mascotas que odian el clima húmedo. La lluvia no sólo incomoda a algunos perros, sino que muchos de ellos tienen miedo a las tormentas. 

Los perros son extremadamente sensibles y a menudo pueden predecir el mal tiempo. Su perro puede agitarse, esconderse o empezar a morder objetos.

Otra razón por la que a los perros no les gusta el tiempo lluvioso es que el sonido de la lluvia puede amplificarse. Es bien sabido que los perros tienen un oído extremadamente sensible. 

En lugar de disfrutar de la lluvia como nosotros, pueden encontrar el ruido angustioso. Intente mantener a su perro entretenido en esta situación para que se sienta relajado y seguro.

Peligros de los días de lluvia para los perros

Tanto si su perro disfruta de la lluvia como si no, la lluvia puede causar graves problemas de salud y seguridad si su perro está fuera bajo la lluvia. A continuación se indican tres peligros potenciales que debe tener en cuenta:

Baja visibilidad

Cuando llueve a cántaros, algunos conductores no pueden ver bien y esto puede convertirse en un riesgo importante para la seguridad de los perros. La lluvia, los truenos y los relámpagos pueden asustar a los perros y hacer que huyan a la calle, lo que es peligroso tanto para la mascota como para el dueño.

Una de las principales razones por las que no se debe estar con el perro en el exterior cuando llueve es la seguridad del perro en torno a los coches con poca visibilidad.

Los rayos

Los rayos no son la única razón para preocuparse de que su perro salga a la calle. Un rayo, aunque no es común, puede dañar tanto a usted como a su perro.

Cualquier cosa metálica, incluido un paraguas, puede atraer los rayos. Si ve un rayo o escucha un trueno, busque refugio lo antes posible y evite en lo posible los puntos altos y los árboles.

Nunca debes quitarle las placas de identificación a tu perro. A pesar de ser metálicas, el riesgo de que tu perro huya asustado por la tormenta es demasiado grande.

Neumonía

Si los perros están expuestos a un clima frío y húmedo durante un periodo de tiempo prolongado, su sistema respiratorio puede inflamarse, lo que puede provocar una neumonía

Esto es especialmente cierto en el caso de los perros más viejos y más jóvenes, junto con los que tienen el sistema inmunológico comprometido.

La tos, los silbidos al respirar o la dificultad para respirar, el letargo y la congestión nasal son síntomas de neumonía en los perros.

Seca a tu perro con una manta o toalla en cuanto salga de la lluvia para prevenir la neumonía. También deberías considerar la posibilidad de ponerle un chubasquero impermeable para perros antes de dejarle salir bajo la lluvia.