Los perros pueden temblar por muchas razones. Ya sea sacudiendo todo el cuerpo o sólo una parte. Los temblores pueden ir desde ser completamente inofensivos, hasta ser un signo que requiere la revisión de un profesional de la salud veterinaria.

Razones comunes por las que un perro puede temblar

Excitación

Hay varios factores emocionales que pueden hacer que su perro tiemble. Y un sentimiento fuerte como la excitación es una razón común de temblor en los perros, especialmente en los más jóvenes.

El temblor puede ser causado por la sensación de felicidad o la expectativa de que algo bueno suceda. Ese momento de temblor desaparece después de que el perro se sienta tranquilo.

Actividad reciente

Los perros pueden temblar después de una sesión intensa de ejercicio o de un nivel elevado de actividad reciente. Se sacuden para deshacerse del exceso de energía. Suele desaparecer cuando el perro se calma.

Celo

Las perras no castradas entran en un periodo de celo dos veces al año, en el que los temblores son un signo común. El celo suele ir acompañado de micciones más frecuentes e inquietud. No es un motivo de gran preocupación.

Estrés o ansiedad

Las tormentas eléctricas, los fuegos artificiales, las sirenas y los ruidos fuertes pueden estresar a los perros. En la mayoría de los casos, los temblores pueden ir acompañados de jadeos, acobardamientos y lloriqueos; lo mejor es consolar al perro para que se sienta seguro.

Sacudir el agua

Los perros se sacuden para secar su pelaje, ya que les lleva mucho menos tiempo y energía que dejar que el agua se seque por el calor del cuerpo.

Sensación de frío

Los perros pequeños y de pelo corto se sacuden en ambientes fríos para mantener el calor. Tenga cuidado de no dejar a su perro fuera en un clima frío. Pongale algo de ropa y accesorios para protegerlo de la hipotermia

Razones clínicas por las que un perro puede temblar

Náuseas

Cuando sienten náuseas, los perros pueden empezar a temblar, lamerse los labios, salivar y vomitar. Las náuseas pueden ser causadas por medicamentos, mareo, envenenamiento o cualquier enfermedad.

Moquillo

El moquillo es una enfermedad a menudo mortal causada por un virus que afecta al sistema nervioso y que afecta principalmente a los perros no vacunados. Aparte de los temblores, puede provocar falta de apetito, secreción nasal, fiebre y tos. Se puede prevenir vacunando a los perros.

Dolor

El dolor puede hacer que los perros tiemblen. Debes estar atento a otros signos como la rigidez, la falta de interés por la comida o el rascado y lamido de una zona determinada.

Epilepsia

Las convulsiones causadas por la epilepsia son posibles en los perros. Estos ataques suelen ir acompañados de rigidez y pérdida de conciencia. La epilepsia puede requerir una medicación permanente.

STG

El Síndrome de Temblor Generalizado es una enfermedad que se observa sobre todo en las razas pequeñas aunque puede ocurrirle a cualquier perro, los síntomas aparecen a una edad temprana. Las causas son desconocidas.

Inflamación

La hinchazón es un problema muy grave que requiere atención veterinaria urgente. Hay que estar atento a otros signos como la imposibilidad de tumbarse o el intento infructuoso de vomitar.

Enfermedad de Cushing

La enfermedad de Cushing está causada por un exceso de producción de cortisol, que suele provocar otros síntomas como insuficiencia renal y hepática.

Enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison está causada por un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales por encima de los riñones. Esto también puede causar otros síntomas como letargo, debilidad o vómitos. Requiere atención veterinaria.

Agotamiento por calor

La temperatura normal de un perro es de entre 100,5 y 102,5 grados Fahrenheit, un perro expuesto a temperaturas extremadamente altas puede provocar un shock térmico, especialmente si su pelo es muy grueso.

Sacudidas en la cabeza de un perro

Cuando un perro sacude la cabeza, suele estar relacionado con un problema en los oídos, por ejemplo:

  • Lesión en el oído
  • Hay algo dentro del oído: Las semillas, la hierba y el agua, por ejemplo, pueden causar molestias en los perros.
  • Infección de oído
  • Alergias en la piel
  • Hematoma
  • Pólipos
  • Parásitos

Temblor en la pata del perro

Envejecimiento

Cuando se llega a la vejez, es muy común que los perros tiemblen debido al debilitamiento de los huesos y los músculos. También pueden aparecer dolores articulares y artritis.

Fatiga

Un perro que ha realizado recientemente alguna actividad intensa a la que no está acostumbrado, puede provocar fatiga muscular. Lo mejor es reducir la intensidad y que el perro descanse adecuadamente.

Temblores en cachorros

Hipoplasia cerebelosa

Esto ocurre cuando el cerebelo no se desarrolla correctamente, lo que provoca falta de coordinación, temblores y caídas frecuentes.

Hipomielinación

Suele aparecer a las dos semanas de edad, causada por problemas en los nervios del cachorro. Suele resolverse a los tres o cuatro meses de edad.

¿Cuándo debo preocuparme y llamar al veterinario?

Un perro puede temblar por muchos motivos, si tu perro tiembla, pero no notas ningún signo de ansiedad o frío, puedes tranquilizarte.

Si nota algún otro síntoma como desgana, debilidad, ataxia, dificultad para respirar o vientre más grande; consulte a su veterinario inmediatamente, ya que podría ser un signo de algo grave.