Muchos se preguntan si un perro puede romperse la nariz, y es posible. Además, son bastante frecuentes. Puede romperse porque su mascota haya chocado con algo, se haya pisado o simplemente por jugar. Por eso es importante saber cómo detectar una fractura nasal de perro y qué pasos seguir

Síntomas de una nariz rota

Si crees que algo va mal y que tu perro está herido, estos son los síntomas más frecuentes que puedes observar:

Nariz hinchada

Las protuberancias en el puente podrían ser uno de los síntomas más notables para notar que su perro ha sufrido una fractura nasal.

Sangrado de las fosas nasales

Si tu perro se hiere la nariz, es muy probable que notes manchas de sangre.

Nariz que cambia de color

Si su nariz está rota, las magulladuras y moretones se harán notar. También ocurre con las temperaturas frías, pero es mejor que consulte a un veterinario para estar seguro. Este cambio es más notorio en los perros con pelaje claro.

El perro se pellizca la nariz

También puedes notar que tu perro se pellizca la nariz más de lo habitual. Esto significa que hay algo que va mal y les molesta. Podría ser una lesión o tal vez algo que está atascado dentro de su nariz.

Estornudos frecuentes

Puede estar causado por muchos factores como alergias comunes. Pero también por problemas complejos como algún objeto atascado o un hueso roto dentro de la nariz, lo que provoca problemas respiratorios.

Goteo nasal

Además de las alergias comunes, es posible que tu perro tenga algún problema en la nariz. Si su secreción nasal tiene un color amarillento puede ser un signo de infección.

Qué hacer a continuación

Después de comprobar los síntomas, es muy importante realizar los siguientes pasos hasta que su veterinario esté preparado para tratar a su animal.

  1. Llame al veterinario: cite inmediatamente a un profesional para que trate a su perro lo antes posible. También es fundamental no dar a tu cachorro ningún medicamento antes de la revisión médica.
  2. Mantén la calma: es muy importante no estresarse, tu perro está sufriendo y él notará que tú también estás estresado. Esto podría aumentar su presión arterial. Es mejor llevarlo a un lugar seguro y tranquilo y manejar la situación hasta que llegue el veterinario.
  3. Revisa su nariz: con mucho cuidado y delicadeza, toca su nariz para ver el problema. No todas las fracturas nasales de los perros son visibles, y algunas pueden ser internas. Si está herida, notarás que el perrito llora o te hace saber que no debes tocarlo.
  4. Utiliza compresas de hielo: a veces, el hielo puede ayudar a reducir la hinchazón de la nariz, y también a adormecer el dolor. Ten cuidado de no excederte. No debe hacerse más que un par de veces al día, durante un máximo de 15 minutos cada una.

Tratamiento de la fractura nasal del perro

En primer lugar, el veterinario comprobará si realmente se ha roto, y luego decidirá qué es lo siguiente. Una radiografía será el primer paso para comprobar el tamaño de la fractura. Dependiendo del tamaño de la lesión, puede ser necesario realizar una intervención quirúrgica, o simplemente reparar o fijar la nariz.

Algunas cirugías necesitarán implantes ortopédicos para sostener la nariz hasta que se cure completamente.

El veterinario tendrá que recetar a su perro algunos analgésicos y antibióticos para reducir el dolor y los problemas de infección. El proceso de curación puede durar más de dos meses, y es necesario mantenerlo a salvo para que no vuelva a hacerse daño.

Sácalo a pasear para que haga algo de ejercicio con regularidad, pero controla que no corra ni juegue a lo loco, ya que podría empeorar sus heridas. A veces, el veterinario puede indicarte que apliques algunas compresas de hielo en la nariz de tu perro para ayudar al proceso de curación.

Otros consejos

https://images.unsplash.com/photo-1543466835-00a7907e9de1?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Los perros que sangran continuamente pueden necesitar algún vendaje o paño para detener la sangre. Aplicar algo de presión también ayudará, pero ten cuidado con su reacción, ya que está asustado y tiene dolor. Intenta siempre mantener su nariz levantada si no deja de sangrar hasta que un veterinario pueda revisarlo.

No te creas que eres un veterinario: algunos perros pueden ponerse agresivos cuando intentas ayudarles debido al dolor. Es importante no pensar que puedes hacer el trabajo del veterinario y dejar que los profesionales hagan su trabajo. Podría acabar con un mordisco para ti o con el empeoramiento de la fractura de tu cachorro.

Estos son todos los consejos necesarios por si alguna vez se lesiona la nariz de tu perro, para actuar rápido y saber qué hacer. Nunca más te preguntarás: ¿puede un perro romperse la nariz?