Si su perro se traga una pelota, evalúe a su mascota buscando estos signos: dificultad para respirar, dolor abdominal o dificultad para defecar. En la primera hora de la ingestión, el veterinario puede provocar el vómito para expulsar la pelota antes de que pase al estómago.

¿Qué hacer si mi perro se ha tragado una pelota hinchable?

Si está completamente seguro de que ha ocurrido, puede preguntarse qué hacer. Mantener la calma y llamar al veterinario es la clave.

  1. Observa y reúne toda la información que puedas sobre el comportamiento de tu perro. ¿Pueden comer? ¿Parece enfermo? ¿No puede hacer caca? Observe cómo se sienten en el transcurso de las dos primeras horas después de haber comido la pelota. Lo más probable es que la defequen tan pronto como puedan.
  2. Si aún no lo han hecho y no hay signos de empeoramiento en su salud, reserva una cita con el veterinario lo antes posible. Tu mascota recibirá un análisis de rayos X y cuidados constantes.
  3. Si detectas síntomas, lleva a tu perro a una cita de urgencia con el veterinario.
  4. Dependiendo del tamaño del objeto, del material y de la longitud de su perro, el veterinario podría indicarle acciones específicas.

Los riesgos de tragarse una pelota

Aunque el organismo de los perros puede deshacerse ocasionalmente de objetos ingeridos por sí mismo, pueden surgir graves consecuencias.

Obstrucción del tracto intestinal

Las pelotas o los juguetes pueden causar un impedimento en los intestinos. Algunos objetos pueden recuperarse con endoscopios mediante la intervención, pero otros requerirán cirugía. Depende de la naturaleza del objeto y del tiempo que lleve obstruyendo.

La principal complicación será que la comida y el agua no puedan pasar. Esto puede hacer que su mascota muera en un par de días a causa de la obstrucción. Los síntomas claros de obstrucción en un perro son

  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Debilidad
  • Dificultad para hacer caca
  • Sensibilidad en el abdomen

Peritonitis (infección del abdomen)

Se produce por la presencia de un objeto punzante que atraviesa los intestinos, provocando la inflamación de la zona permitiendo la proliferación de bacterias. Algunos de los síntomas visibles de este tipo de infección son:

  • Vómitos
  • Respiración agitada
  • Sensibilidad en el abdomen
  • Falta de hambre
  • Materia fecal negra

En caso de que su mascota sufra una infección de este tipo, su veterinario le recetará antibióticos y antiinflamatorios. Dependiendo de su estado, es posible que primero haya que estabilizarlo. Después, se extraerá el objeto y se reparará el daño causado en su interior.

Cómo prevenirlo

Prevenir estos accidentes puede ser muy difícil teniendo en cuenta la naturaleza imprevisible de los perros. Sin embargo, hay cosas que puedes tener en cuenta para reducir las posibilidades de que ocurran.

  • Intente mantener todos los juguetes de su perro fuera del suelo o lejos de su alcance, a menos que sea la hora de jugar cuando pueda supervisarlo constantemente.
  • Mantenga alejadas las semillas de frutas duras, los callos y los huesos, asegurándose de que su perro no los coja.
  • Elige juguetes más grandes para jugar si sabes que tu perro tiene tendencia a tragárselos.
  • Vigile a su perro si está jugando en el exterior. Podrían estar en contacto con la basura u otro tipo de objetos.

Conclusión

La próxima vez que te preguntes qué hacer si mi perro se ha tragado una pelota hinchable, sabrás que lo primero que tienes que hacer es vigilarlos. Sobre todo cuando son cachorros jóvenes porque pueden tragarse juguetes u objetos pequeños como una pelota hinchable.

Si esto ocurre, es vital designar una visita al veterinario si no pueden sacarla por sí mismos en los primeros momentos de que ocurra.