Te gusten o no los animales, todos sentimos cierta incomodidad cuando vemos un perro sin correa. Hay quien corre sin mirar atrás, quien se paraliza de miedo y quien se pone a jugar ¿Qué hacer en esta situación?

Lo primero es interpretar el contexto. Si estás solo, la reacción que tendrás no es la misma que la actitud que debes tomar si estás paseando a tu perro. Ten en cuenta estos consejos para salir indemne de la situación.

Qué hacer si estás solo y te persigue un perro

Un perro que deambula solo por la calle no implica necesariamente que sea un animal agresivo. Puede ser simplemente que se haya escapado de casa para estar un tiempo en soledad. Preste atención a si tiene un collar. Estos pueden ser inofensivos.

Otro punto a tener en cuenta es la forma en que se acerca a ti. Si camina despacio y con la cabeza baja, probablemente quiera olerte o recibir cariño. No hagas movimientos bruscos que podrían asustarle.

¿Cuándo hay que estar alerta? Si el perro viene ladrando y corriendo, significa sin duda que le ha visto como una amenaza. La mejor manera de reaccionar es mantener la calma y resistir el impulso de salir corriendo. Esto es lo que debe hacer:

No corras

Aunque el impulso natural es huir, puede ser la decisión más peligrosa. Si el perro te percibe como una amenaza, aumentará su instinto depredador al verte huir. Por muy buen corredor que seas, es casi imposible que el perro no te alcance.

Busca una barrera

Los perros se distraen fácilmente, así que esta estrategia será muy eficaz. Prueba a ponerte detrás de un coche, un cubo de basura o unas plantas grandes.

No te muevas

Si no has conseguido esconderte a tiempo, ponte erguido y evita el contacto visual con el animal. Gruñir y ladrar es su forma de asustarte. Si ve que no reaccionas, se calmará y se irá. Aléjate solo cuando sientas que el animal ha perdido el interés por ti.

Camina lentamente hacia atrás

Una vez que hayas calmado al perro sin correa que ha intentado atacarte, aléjate lentamente. No hagas ningún movimiento brusco que pueda asustarlo.

No grites

Estar muy exasperado hará que el perro se ponga más nervioso. En su lugar, puede intentar darle órdenes verbales básicas como: siéntate o vete. Hazlo con una voz firme y segura, sin elevar demasiado el tono.

¿Qué hacer si un perro sin correa se acerca a usted mientras pasea a su perro?

Distrae a tu mascota

Si tienes un perro pequeño, será fácil evitar un enfrentamiento. Basta con alzarlo y sostenerlo firmemente en brazos. Con un perro grande, esto es difícil. Por eso la mejor estrategia es distraerlo. Intenta usar la correa para girarlo en la dirección opuesta y evitar que vea al otro animal suelto.

No intentes separar a dos perros que están enfrentados.

Aunque el instinto es proteger a tu mascota si otro perro la está atacando, sólo empeorarás la situación si te metes en medio. Incluso en medio de la confusión, tu perro puede acabar atacándote.

La forma más segura de interrumpir una pelea entre dos animales es rociarlos con agua. Si no tienes líquido cerca, puedes lanzar un objeto sobre el animal atacante para obstruir su visión. Una chaqueta o tu camiseta serán ideales.

Distrae al perro

Si lleva consigo alguna de las golosinas o juguetes de su mascota, puede ser de gran ayuda. Láncelo a una distancia corta. Si lo lanza demasiado cerca, no logrará el objetivo de ahuyentarlo. Si lo lanza demasiado lejos, el perro no lo verá y no cumplirá el objetivo de ahuyentarlo.

Qué hacer si un perro callejero le ataca

Si no has podido actuar a tiempo y el perro te ataca, asegúrate de permanecer siempre de pie. Será más fácil para el animal inmovilizarte si te caes.

Si llevas una mochila o bolsa, tírasela a la cara. Le servirá de escudo y el perro morderá el objeto antes de morderte a ti. Qué hacer si un perro callejero te ataca

Busca atención médica

Si está herido, intente detener la hemorragia aplicando presión con algo seco hasta llegar a un centro médico. Es fundamental que, aunque hayas conseguido controlar la sangre, un especialista te evalúe. Te darán la medicación adecuada y comprobarán que tienes las vacunas al día. No sabes qué enfermedad puede portar el perro.

Reporta el accidente

Aunque haya escapado ileso, no olvides denunciar el incidente. En todas las ciudades hay entidades encargadas del control de mascotas. Tu denuncia evitará que otra persona o animal resulte herido.

Lo mejor es ser precavido y evitar ponerse en una situación en la que un perro le persiga. Evite pasear por lugares en los que suelen verse animales sueltos. Aunque sea tentador, no utilices auriculares o teléfonos móviles cuando salgas a pasear; así estarás alerta ante cualquier imprevisto.

Cuide siempre de su mascota y no la pasee sin correa. Por muy buen comportamiento que tenga su perro, nunca se sabe cómo puede reaccionar ante situaciones de estrés.