Todos los perros son descendientes de los lobos, quienes están increíblemente bien adaptados a las temperaturas extremadamente bajas. Pero este rasgo no está presente en las razas caninas modernas.

Por suerte, los Golden Retriever, gracias a que son perros grandes con pieles densas, tienen una resistencia al frío relativamente buena. Sin embargo, no es tan buena como la de sus antepasados, así que no sobreestime su capacidad de estar al aire libre cuando hace frío, porque puede superar sus límites.

Cuánto frío es demasiado frío para los Golden Retriever

En condiciones normales, los Golden Retriever pueden soportar temperaturas de entre 7°C y 30°C (45°F y 90°F). Gracias a su pelaje de doble capa que los mantiene calientes. Por debajo de los 14°F (-10°C) hace demasiado frío para ellos.

En general, las temperaturas frías no deberían ser un problema para la mayoría de los perros, a menos que caigan por debajo de los 45 °F. En este punto, se sugiere que su perro lleve un equipo de invierno.

Siempre que la temperatura descienda por debajo de este límite, su perro no debería dormir ni permanecer en el exterior durante largos periodos de tiempo.

Cuando se alcanzan temperaturas de entre 14°F y 32°F (-10°C y 0°C), los Golden Retriever pueden seguir realizando actividades al aire libre durante unos 30 a 60 minutos. Por lo tanto, ajuste las actividades para limitarlas a estos períodos de tiempo, realizando más salidas durante menos tiempo.

Sin embargo, eso no implica que deban estar en temperaturas excesivamente frías durante más de 30 minutos seguidos. De lo contrario, su perro podría sufrir graves problemas de salud debido al exceso de frío.

Qué temperatura es demasiado fría para salir a pasear

Cualquier temperatura inferior a los 10 °F (-12 °C) supone un riesgo para la vida del Golden Retriever y de muchas otras razas de perros como los bulldog ingleses.  Las razas del norte son las únicas capaces de estar en el exterior cuando la temperatura es tan baja.

Incluso con el equipo correcto, como botas de nieve y suéteres para perros, no es recomendable salir al exterior con estas temperaturas o más bajas.

Qué temperatura es demasiado fría para los cachorros Golden Retriever

A pesar de que los Golden Retriever se desenvuelven bastante bien en climas fríos, es muy diferente para los cachorros, ya que son vulnerables a la hipotermia y a la congelación.

Su cachorro puede empezar a sentir frío a partir de los 7°C (45°F). Cuando la temperatura desciende hasta los 32 °F (0 °C), puede desarrollar hipotermia y congelación rápidamente.

Sería conveniente limitar el tiempo de exposición a 10 o 15 minutos durante los paseos. Esto es necesario para que su cachorro atienda a sus necesidades de ejercicio, y de esta manera se mantendrá a salvo en un clima helado.

Cómo mantener a los Golden Retriever calientes en invierno

Aunque dar paseos no debería ser un problema, tendrá que tomar algunas precauciones. Mantener a tu perro aislado y en rangos aceptables de temperatura es una necesidad, y por suerte hay algunos suministros que ayudan mucho.

Es muy importante decir que en temperaturas inferiores a 20 °F (-7 °C), los Golden Retriever no deben salir al exterior sin el equipo de protección adecuado.

Las botas para la nieve son extremadamente importantes en climas fríos, tanto para los productos químicos utilizados para deshelar las aceras como para la nieve. Los productos químicos o la sal utilizados para derretir la nieve de las aceras pueden dañar las patas de su perro. La nieve también puede congelarles los dedos de los pies y provocarles congelaciones.

Los suéteres para perros o los abrigos de cuello son increíblemente buenos para mantener a su perro caliente y seco gracias al aislamiento del ambiente que proporciona. Cualquier tipo de abrigo o suéter es especialmente necesario si tiene previsto realizar un paseo prolongado en el frío.

Por último, después de estar en el exterior, asegúrate de limpiar siempre las patas de tu perro, especialmente si ha caminado sobre la nieve.

Signos de congelación e hipotermia en perros

La congelación y la hipotermia están relacionadas con el frío extremo. Jugar al aire libre en invierno puede ser agradable y necesario para su Golden Retriever; sin embargo, la sobreexposición a climas fríos aumenta su riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el frío.

Aunque sea precavido al salir a pasear con su perro en invierno, es importante saber reconocer las señales de congelación e hipotermia.

Congelación en perros

La congelación es la lesión o la muerte de la piel y otros tejidos por estar expuestos durante mucho tiempo a temperaturas bajo cero. Las puntas de las orejas, la cola, el escroto y los dedos de los pies del perro son las partes del cuerpo más vulnerables a la congelación.

Cuando la temperatura es demasiado fría, el cuerpo del perro restringe el flujo sanguíneo a sus extremidades y, en cambio, conserva y mantiene el calor en su núcleo. El resultado es que el tejido que pierde calor a través del flujo sanguíneo se congela y muere.

Esto ocurre cuando el perro se expone al frío durante mucho tiempo, pero también puede ocurrir si se sumerge en agua muy fría.

Para saber si la congelación está afectando a su perro busque

  • Tejido pálido o piel que se vuelve de color blanco azulado o gris.
  • Piel fría al tacto.
  • Hielo que se ha formado alrededor de la zona supuestamente afectada.
  • Enrojecimiento, hinchazón y posiblemente ampollas o úlceras.
  • Necrosis (piel muerta ennegrecida).
  • Desprendimiento de tejido muerto durante un período de días a semanas.
  • Pus acompañado de un olor desagradable, signos de una infección bacteriana que se alimenta de tejido muerto.

Hipotermia en perros

La hipotermia es un peligroso descenso de la temperatura corporal del perro. Es muy posible que si su perro ha sufrido congelamiento, también esté hipotérmico. Esta condición conlleva complicaciones y puede ser mortal, incluso para un perro con pelaje grueso.

Además de la exposición prolongada a temperaturas frías, puede amplificarse y ser causada por la piel y el pelaje mojados o por la inmersión en agua durante demasiado tiempo.

Cuando la temperatura corporal de un perro baja demasiado, es imposible que vuelva a regular su temperatura sin tratamiento.

El bajo flujo de sangre oxigenada durante la hipotermia puede dañar los tejidos y órganos internos del perro. Por ello, es importante actuar rápidamente para salvar la vida del perro.

Los signos de hipotermia en los perros se producen a lo largo de un continuo como el siguiente:

  • Hipotermia leve: es cuando la temperatura corporal está entre 32º y 37º C(90° y 99°F). Los síntomas pueden incluir debilidad, escalofríos y reducción de la agudeza mental.
  • Hipotermia moderada: es cuando la temperatura corporal está entre 27º y 32ºC (82° y 90°F). Los síntomas que pueden aparecer son rigidez muscular, respiración lenta, estado de estupor y presión arterial baja.
  • Hipotermia severa: es cuando la temperatura corporal es inferior a 27ºC (82°F). Los síntomas que mostrará son pupilas fijas y dilatadas, pérdida de conciencia, dificultad para respirar y un latido inaudible.

Qué hacer cuando su perro tiene demasiado frío

Si su perro ha estado expuesto a más frío del que puede soportar, es muy probable que tenga hipotermia. Esto suele ocurrir en los perros callejeros, ya que la mayoría de ellos no pueden encontrar un refugio adecuado. ¿Qué debe hacer cuando esto ocurre?

El primer paso es no dejarse llevar por el pánico, ya que hay que calentar poco a poco al perro, y el pánico puede hacer que se caliente demasiado rápido.

Teniendo esto en cuenta, debes seguir adelante con lo siguiente:

  • Mete a tu perro en tu casa o en cualquier refugio cálido alejado del clima frío.
  • Envuélvelo con mantas, abrigos, toallas o cualquier cosa seca, a ser posible calentita. Puede calentar las cosas con un radiador, por ejemplo.
  • Pon cerca de tu perro unas botellas de agua caliente envueltas en tela para evitar que se queme.
  • Si está mojado, utiliza un secador de pelo para secarlo y calentarlo un poco, puedes hacerlo aunque no esté mojado.

Finalmente, si después de un tiempo no mejora, acude a la clínica veterinaria más cercana. Allí un veterinario puede utilizar técnicas de calentamiento más intensas, como inyectar líquido caliente por vía intravenosa para estabilizar su temperatura.