Ambas son razas grandes, leales y muy cariñosas, pero nunca hay garantía de que se lleven bien cuando se encuentran.

Tener un Husky y un Pitbull como mascotas puede suponer un reto. Por suerte, hay medidas que pueden facilitar el proceso y ayudar a que se lleven bien.

Criarlos juntos

Hay muchas opiniones encontradas sobre si es correcto criar juntos a cachorros de diferentes razas.

La opinión más común es que es bueno que se críen juntos cuando son cachorros. Crecerán unidos, jugarán entre ellos y se relacionarán más fácilmente con otros perros.

Otros piensan que criar a dos cachorros juntos es lo peor. Acaban siendo neuróticos, agresivos y con comportamientos destructivos, incluyendo altas probabilidades de atacarse entre ellos.

Estos malos comportamientos están causados por el síndrome del compañero de camada, también conocido como síndrome del cachorro hermano. Una condición en la que la crianza de cachorros juntos afecta negativamente a sus habilidades sociales, entre otras cosas.

Adoptar el papel de líder

Aunque criarlos juntos puede ser una forma excelente de asegurarse de que se llevan bien, hay algo aún más vital. Asumir el papel de líder cuando se está con ellos.

El dueño debe ser dominante, establecer límites y asegurarse de que los perros pueden seguir órdenes.

Estas cosas requieren entrenamiento y la creación de rutinas poco a poco, pero es la mejor manera de asegurar la armonía entre las dos razas,

¿Se llevan bien los Huskies y los Pitbulls si nunca se han conocido?

https://images.unsplash.com/photo-1618809948931-30f2e1a2ee03?ixlib=rb-1.2.1&q=80&cs=tinysrgb&fm=jpg&crop=entropy

Los primeros encuentros entre dos perros siempre dependerán de otros factores más que de sus razas. Lo más importante es cómo se han criado: si se sienten cómodos con otros perritos alrededor y cómo se sienten en ese momento.

Lo que parece una actitud juguetona puede convertirse a veces en hostilidad, así que es algo que hay que tener en cuenta, ya que los perros pueden ser animales imprevisibles.

Cómo controlar su temperamento

Estas dos razas son conocidas por ser muy valientes e intrépidas, protegerán a sus dueños pase lo que pase.

Necesitan mucha socialización cuando son cachorros (especialmente los pitbulls) para estar cómodos con otras mascotas en diferentes ambientes.

Si no se acostumbran a socializar cuando son cachorros, podrían volverse hostiles con otras mascotas, por lo que es tan importante. Seguirán jugando con otros perros, pero de una forma amistosa en la que se sientan cómodos.

Conoce sus personalides

Los Pitbulls y los Huskies tienen personalidades similares, ambos son muy cariñosos y leales a sus dueños.

Algo en lo que se diferencian es que debido a su desarrollo evolutivo, los Pitbulls son perros de pelea. Les gusta perseguir a otras mascotas y animales debido a su instinto de presa.

Por otro lado, aunque son valientes, los Huskies no tienen mucho espíritu de lucha. Sin embargo, juegan y corren por todas partes.

Elimina el exceso de energía

Otra cosa que tienen en común estas razas es que ambas son muy energéticas. Necesitan actividad física diaria, de lo contrario, se pondrán ansiosos.

Sacarlos a pasear o a un parque les ayudará a cansarse, pero también podrán jugar con otros perros.

Al menos media hora de actividad diaria puede suponer una gran diferencia. Estarán más relajados y se llevarán mucho mejor.

Comprales juguetes y mordedores para cada uno

Otra forma estupenda de eliminar la energía extra que tienen los perros son los juguetes y los masticables.

Los masticables en particular son excelentes porque les ayudan a aliviar el estrés (a los perros les gusta masticar cosas cuando están estresados).

Sin embargo, a los perros no les gusta mucho compartir. Cada perro debe tener su juguete, o podría convertirse en una pelea por él. En ese caso, deberías saber cómo detenerlos.

Delimita espacios separados

Tanto los Huskies como los Pitbulls son muy territoriales, lo que podría suponer un problema. Una forma de resolver esto es asegurarse de que ambos tienen su espacio respectivo.

Necesitan sus propias áreas designadas para dormir y comer. Si es posible, estas zonas deben estar algo separadas entre sí.

Esto hará que se sientan más cómodos, además de evitar posibles conflictos que puedan tener por el espacio.

Ten en cuenta el sexo de cada perro

Al considerar la adopción de dos perros de diferentes razas, una buena opción es adoptar un macho y una hembra en lugar de dos cachorros del mismo sexo.

Esto se debe a que los perros del mismo sexo tienden a luchar por el dominio con más frecuencia (más aún si son machos).

Los perros del mismo sexo también pueden llevarse bien, pero se necesitará un poco más de tiempo y esfuerzo para asegurarse de que lo hagan.

Razas que se llevan bien con los Pitbulls

Hay algunas otras razas que suelen llevarse bastante bien con los Pitbulls.

Las más notables son: los Labradores, los Boston Terriers y los Pastores Australianos. La naturaleza relajada y curiosa de estas razas combina bien con los Pitbulls y puede ayudarles a hacerse más amigables con el tiempo.

Razas que van bien con los Huskies

En cuanto a los Huskies, las razas que se llevan bien con ellos son los Caniches, los Labradores Retriever y los Pointers ingleses.

Ser extrovertido y amigable son cualidades que estas razas comparten con los Huskies y que los convierten en buenas opciones para convertirse en los mejores amigos.

Conclusión

La próxima vez que te preguntes "¿Los Huskies y los Pitbulls se llevan bien?" recuerda que, independientemente de la raza, la socialización es siempre un factor clave. Que se sientan cómodos con otros perros es algo que deben aprender cuanto antes.